Catesismo. las siete palabras.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1166 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las Siete Palabras
Se conoce como Las Siete Palabras a las siete frases que Jesús pronunció en la cruz, recogidas por los evangelistas.
Los dos primeros evangelios, Mateo y Marcos, mencionan solamente una, la cuarta. Lucas relata tres, la primera, segunda y séptima. Juan recoge las tres restantes, la tercera, quinta y sexta. Con certeza absoluta no puede determinarse el orden con que laspronunció Jesús.
Las Siete Palabras suelen enumerarse del siguiente modo:
Primera Palabra
«Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» (Lucas 23,34).
La oración se ofreció para quienes eran culpables de darle muerte. No es seguro si se refirió a los "judíos" o a "los soldados romanos." Tal vez se refirió a ambos. La verdad es que la Biblia posteriormente hace referencia a los soldados romanosjugando dados. Esto es una indicación que pudo estar refiriéndose a ellos. (Marvin R., Escrito con ayuda de "Barnes' Notes on the Bible")
Los romanos no sabían lo que hacían, ya que realmente no creían en el Dios de los judíos. Por eso, no creían que en verdad era el hijo de Dios. Estaban simplemente obedeciendo las órdenes de sus gobernantes. Los judíos por su parte tampoco creían, aunque Jesúsles había dicho. Compárenlo al día presente. Si alguien se llamase a si mismo “El Hijo de Dios”. ¿Usted lo creería ciegamente? Es lo mismo que sintieron (suponemos) los judíos de ese tiempo. Es y fue considerado blasfemia. También hay que considerar las leyes del tiempo. Por ejemplo, a contradicción del tiempo antiguo, hoy no existe un vínculo entre La Religión y El Gobierno de un país. Por lotanto, no es un delito el decir que alguien es el hijo de Dios. (Marvin R., Escrito con ayuda de "Barnes' Notes on the Bible")
Constituye esta palabra la postura culmen de la doctrina evangélica sobre el amor; y pronto fue practicada por los cristianos, como en el caso de Esteban (Hechos 7,60). Esta palabra falta en algunos códices. El motivo que ocasionó la supresión parece ser la intención de loscopistas de subrayar de este modo la responsabilidad de los judíos. Sin embargo, la admiten todas las ediciones críticas. Es coherente con la doctrina de Cristo sobre el amor a los enemigos (Mateo 5,44), con la oración del Padrenuestro (Mateo 6,9-13) y con su propia conducta durante la pasión (Mateo 24,48.51).
Segunda Palabra
«De cierto te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso» (Lucas 23,43).Es la respuesta de Cristo a la súplica "acuérdate de mí, cuando vengas en tu reino" del ladrón arrepentido.
Este ladrón que evidentemente puso su confianza en Jesús, a pesar de ver en Cristo una imagen deteriorada por el maltrato, las heridas y la sangre coagulada en todo el cuerpo, dándole una imagen grotesca más que una imagen de alguien en quien confiar, mucho menos Jesús tenía una imagen depoder, divinidad o realeza, y sin embargo el pudo distinguir en medio de esos elementos, al Rey, al Salvador ya resucitado. La respuesta de Jesús es pronta, le dice al ladrón que confié, que ese mismo dia estará junto a él en al paraíso, es la muestra de amor, donde no se hace reclamo alguno de su vida pasada, es la aceptación total con toda su integridad de la persona, porque Dios sólo espera laacción de buen ladrón de poner su confianza en el Señor.
Tercera Palabra
«Mujer, ahí tienes a tu hijo», y al discípulo: «Juan, ahí tienes a tu madre» (Juan 19,26 s.).
Una primera interpretación ve este pasaje en sentido ético o social: Cristo entregó el cuidado de su madre al discípulo amado, cumpliendo un elemental deber filial. Pero desde la más remota antigüedad, tal vez ya Orígenes yciertamente en el s. XV Dionisio el Cartujano, se ve en san Juan, hijo adoptivo de María, al representante de todos los que por la gracia habrían de ser hermanos de Cristo. El sentir católico ve expresada en la frase la maternidad espiritual de María. El magisterio de la Iglesia, sobre todo desde León XIII, es constante en este sentido.
Cuarta Palabra
«Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»...
tracking img