Cazadores de microbios capitulo vll

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (619 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO VII.

ELÍAS METCHNIKOFF.

Los diligentes fagocitos.

Elías Metchnikoff fue un judío nacido en el sur de Rusia, en 1845. Fue a la universidad de Kharkoff.

Le interesaba el estudiodel protoplasma, pero se ocupo del estudio de ka evolución de los gusanos. Tenia una manía de demostrar la supervivencia de loas más aptos, de cómo la Humanidad resiste a los asaltos de gérmenesdañinos, aseverando que, los supervivientes no son los mejores, sino los más hábiles.

Un día mientras observaba una estrella de mar notaba células errantes del cuerpo de estas; esas células comenalimentos, devoran las partículas del carmín, pero también deben de comerse a los microbios.

“Esas células errantes son la protección de la estrella de mar contra los microbios. Nuestras células errantes,los glóbulos blancos, deben ser los que nos protegen contra los microbios invasores, son seguramente la causa de nuestra inmunidad contra las enfermedades, son las que impiden que contraigamosenfermedades.”

- De ser cierta mi teoría, una estrella introducida en una estrella de mar pronto se verá rodeada de células errantes, y entonces recordé que, cuando las personas se pinchan los dedos prontoquedan rodeados de pus, formando principalmente por los glóbulos blancos, las células errantes de la sangre.

“Arrancó algunas espinas de un rosal y las clavó en el cuerpo de una de aquellas larvastransparentares de estrella de mar. Al amanecer las espinas del rosal estaban rodeadas por mazas de células errantes.”

Necesitaba un nombre científico para aquellas células, por lo cual lasdenominó “fagocitos”, que en griego significa célula que come.

Metchnikoff pudo observar como las células errantes de la pulga de agua, sus fagocitos, se abalanzan sobre las peligrosas agujas,rodeándolas, comiéndolas, haciéndolas desaparecer. Cuando los fagocitos no daban batalla a las esporas, cosa que sucedió con la suficiente frecuencia para que la teoría de este fuera perfecta.

En 1891,...
tracking img