Cazadores de microbios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (992 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAZADORES DE MICROBIOS

CAPÍTULO II
Lázaro Spallanzani
“Los microbios nacen de microbios”

Seis años después de la muerte de Leeuwenhoek, no hubo nadie que se ocupara en serio de los estudiosque aquel holandés dejo, en 1729 nació en Scandiano, Italia; un hombre que dejaría huella en el mundo de la microbiología: Lázaro Spallanzani...
A los 25 años escribió un ensayo intentado explicar lamecánica de las piedras que caen al agua. Se ordenó de sacerdote. Antes de cumplir los 30 años fue nombrado profesor de la Universidad de Regio y en sus lecciones explicaba sobre los animalillosdescubiertos por Leeuwenhoek años atrás.
En esa época se acostumbraba creer en la generación espontánea y los mismos animalillos de Leeuwenhoek eran objeto de controversia, era desconocido asta entoncesel origen de esos seres y se creía que provenían de la generación espontánea. Spallanzani negaba la posibilidad de que existiera la generación espontánea, y leyó un libro que demostrabaexperimentalmente como la generación espontánea era un hecho ciertamente falso:
Spallanzani no sabía porque habían aparecido esos animalillos en el caldo calentado; porque Needham no calentó la botella todo eltiempo necesario y seguramente porque no lo tapó herméticamente.
Spallanzani demostró que los pequeños animalillos podían sobrevivir sin aire. Durante los siguientes años de su carrera se dedicó aresponder a una de los interrogantes que surgieron alrededor de estos bichillos como fue ¿de dónde surgen?; para esto su Bonnet refirió sus dudas a De Saussure que hacía constar que cuando se encuentranjuntos dos de estos seres, se trata de un animal adulto que se esta dividiendo en dos nuevos animalillos.
“En una plaquita de cristal bien limpia puso, con todo cuidado, una gota de infusión de semillassaturadas de animalillos, y con un tubo capilar depositó, al lado de la primera, pero sin que se tocasen otra gota de agua destilada, exenta por completo de los animalillos. Con una aguja finita y...
tracking img