Ciudad del sol

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9495 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La ciudad del Sol se configura como siete círculos concéntricos con cuatro
puertas abiertas a los puntos cardinales, dominando el conjunto un gran templo solar también circular. En éste habita el Metafísico, Hoh, la cabeza de la ciudad, en el que Campanella ejemplifica el ideal platónico: el gobernante de la ciudad debe ser el filósofo, el sabio de conocimiento universal que nada ignora.Campanella crea así la figura de un filósofo-mago-científico-sacerdote que
domina todos los saberes, configurando un ejemplo de su propia experiencia filosófica, llena de elementos tan cercanos a la nueva ciencia como de otros ligados a la tradición mágico-hermética del Renacimiento. Además, ejemplifica su proyecto político de crear una monarquía universal cuya cabeza sea la unión del poder político yreligioso:
«El jefe supremo es un sacerdote, al que en su idioma designan con el
nombre de Hoh; en el nuestro, le llamaríamos Metafísico. Se halla al frente de todas las cosas temporales y espirituales.
Esta mezcla de elementos heterogéneos (filosofía, magia, ciencia) no es tan extraña como en principio puede parecernos, pues «magia y ciencia constituyen, en los umbrales de la modernidad, unamaraña difícil de desentrañar»
El que estos dos universos estaban tan unidos lo evidencia la propia vida de un científico tan indispensable como Kepler, quien se ganaba la vida realizando cálculos astrológicos en la corte rudolfina de Praga.

La ciudad se configura, pues, de forma racional, ocupando tanto una colina
como un llano, tal y como ocurría en el caso de Amauroto. Pero, apane de estosescasos indicios, poco es lo que parece preocuparle a Campanella la situación de su ciudad. A diferencia del caso de Moro, no hace referencia a los vientos ni a la existencia de agua, elementos que parecían indispensables a otros utopistas a la hora de trazar su lugar ideal.

El autor no disimula la pura creación geométrica y circular que supone la ciudad y, al contrario, parece destacar que setrata de una construcción
ideológica. Esto no quiere decir que se trate de una ciudad de Dios en la tierra,
como a veces se ha dado a entender, sino una creación de la razón humana que, a la manera platónica, esencializa las formas de la naturaleza. geometrizándolas, para llegar a conformar una unión metafísica. Así es como Campanella lo explica.

La filosofía de Campanella provenía en granparte de las tesis de Telesio y Bruno,
el naturalismo del primero y la naturaleza animada del segundo son tomadas para
construir un gran engranaje político-religioso, que haga posible una gran reforma del cristíanísmo como unificador de todo el género humano dentro de una misma teocracia. Todo esto está expresado en la Ciudad del Sol y representado por el sumo sacerdote, cabeza política,científico y metafísico,toh. Para Campanella el conocimiento científico debe estar unido al poder político, dándole un sentido metafísico. Así, la obra podía entendense entre la teoría y la práctica política. Por lo que se refiere a la forma de la ciudad, una sofisticación de la de Doni, su
figura ha sido puesta en relación con numerosos antecedentes, desde la ciudad heliocéntrica descrita en el tratadohermético del Pica¡ri.v ‘~, hasta la tradición clásica
de Herodoto 20 o las figuras creadas por Leonardo o Botero21. La misma amplitud
de posibilidades se abren ante la búsqueda de un antecedente al nombre de Ciudad
del Sol 22 No bay que olvidar, asimismo, la importancia que las teorías heliocéntri-
~ Crahay, R.:‘< L’ utopie retigicuse de Campanella» en Marx, J. ted): Problemes dhistoire di,christianisme. DErasme a Canípanella, Bruselas, 1985. p. 103.
» Campanella, T.: La Ciudad del Sol__ p ‘(>6.
Ceymonat. Lx Historia cíe la filosofía y dc la ciencia. 1. II. Del Renacimiento a lo Ilustración,
Barcelona, 1985, Pp. 92-96.
‘~ «Dios mismo quiere que esto [la naturalezal se conozca como su obra, y revela todo ello a los que
tienen afán por esta ciencia.» Campanella, T.: La...
tracking img