Coaching ontologico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5370 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
pez, F. (2008). El coachig ontológico: o una arremetida de gestión totalitaria.
Tomado de: Carvajal, R. (Editor) (2008). Gestión Crítica Alternativa. Colección
“Nuevo Pensamiento Administrativo” Cali: Universidad del Valle

El COACHING ONTOLÓGICO:
O UNA ARREMETIDA DE GESTIÓN
TOTALITARIA.
Francisco López Gallego

Ph.D. en Managenet Sciences
Profesor Universidad EAFIT
DirectorGrupo de investigación la gerencia en Colombia

El escenario

Amparo fue citada para una capacitación grupal por fuera de la ciudad, en un
cómodo hotel semicampestre, sin notificarle el propósito ni el contenido de la
misma. Una vez en la sala de conferencias, dispuestas las sillas en media luna,
acudió un histriónico personaje que empezó con la típica pregunta coaching: -“¿a
ustedpor qué le pagan en esta empresa?” Pregunta que no encontró respuesta
satisfactoria cuando los empleados recurrían a enunciar sus funciones.
-Nos pagan por conversar

Fue la respuesta que se dio a sí mismo nuestro teatral personaje.
-Pero no nos pagan por cualquier tipo de conversación. Añadió.
Y les anunció que su papel era en principio entrenarlos en hacer distinciones en ellenguaje y entre las diferentes clases de conversaciones, de modo tal que a partir
de las mencionadas distinciones, fruto de observar el conversar y de observar el
emocionar que lo acompaña, ellos se harían competentes en observar la forma
como observaban y se lograría así el objetivo final de la capacitación: transformar
la ontología del participante, es decir, transformar lo más intimo yesencial de su
ser, a lo cual Amparo y los demás asintieron dócilmente.
Sin embargo y lamentablemente, no surgió por parte de Amparo ni del grupo una
pregunta que debería surgir de la libertad y la natural pertinencia, que podría
formularse del modo:
-…y ¿en nombre de qué se arroga usted para sí el derecho a intentar siquiera
trasformar mi ontología? O tal vez ¿En razón de qué legitima ustedel derecho de
alterar lo más íntimo y esencial de mí ser?

No. La escena simplemente continuó cuando nuestro pintoresco animador intentó
explicar citando a Heidegger:

-Nuestro ser y estar en el mundo es un acto social, pero dicho acto se da a
través del lenguaje y la existencia del ser humano, como humano, se basa en
la existencia del lenguaje.

Enseguida, recurrió al comúnmenteusado por los coach (entrenadores) ejemplo
heideggeriano del martillo, referido a que el martillo solo tiene sentido en el mundo
cuando es usado como tal en el acto de martillar; lo mismo acontecería con el
lenguaje, éste solo tiene sentido en la medida en que esté ligado a la acción en el
acto de hablar.
-“así como el perro perrea, el humano humanea”, añadió. Y el humano humanea
enel lenguajear, que es un acto de lenguaje en la conversación.

Hasta aquí podríamos interrumpir brevemente la escena para caer en la cuenta de
que ni nuestro aprendiz de brujo, ni las víctimas de la invasión en su ontología, se
percatan de que si, en efecto, el lenguaje es lo que nos hace esencialmente

humanos, no lo es por la capacidad de comunicación que nos confiere, pues todos
losanimales están facultados para comunicarse mediante distintos sistemas de
códigos más o menos complejos.
Lo que nos hace esencialmente humanos es que dicho lenguaje sea de
naturaleza simbólica, es decir, nos permite evocar objetos en ausencia; de otro
modo dicho, el significante puede reemplazar al objeto o a otro significante en el
juego de las metáforas y las metonimias y es así, quela palabra presencia la
ausencia de la cosa y en esa ausencia el humano tiene vedado el mundo de lo
real y está condenado al registro simbólico que a su vez lo convierte , según la
tradición lacaniana, en un ser en falta, en falta de la cosa que el significante
nombra.
De modo que el coaching y sus seguidores, hicieron un retorno a lingüística de
Ferdinand de Saussure (1857-1913) y se...
tracking img