Codigo procesal civil y meercantil en el proceso civil y mercantil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL EN EL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO; por RICARDO MENA GUERRA
Por: RICARDO MENA GUERRA[1]
SUMARIO: 1. Una aproximación a la justicia administrativa salvadoreña. 2. El principio de supletoriedad al derecho común en el proceso contencioso administrativo. 3. Probables puntos de aplicación supletoria. 3.1 La aportación de prueba documental. 3.2 Mecanismo deinterrogatorio de testigos. 3.3 Etapa de ofrecimiento de prueba. 3.4 El perito de parte. 3.5. Mecanismo electrónico para comunicaciones del tribunal. 3.6. Régimen de medidas cautelares. 4. Conclusiones.
SINOPSIS: La Ley de la Jurisdicción Contenciosa Administrativa con vigencia a partir de 1979, enfrenta una crisis irremediable por su desactualización frente a los avances del derecho procesaladministrativo y la evolución social. Este anacronismo legislativo podría en alguna medida ser cubierto por la aplicación supletoria de algunas de las normas y principios contenidos en el nuevo Código Procesal Civil y Mercantil. En este sentido, el presente artículo discurre sobre la proyección de intentar remendar un traje viejo con retazos de tela nueva; extrapolando del novel Código las etapas deofrecimiento y presentación de prueba, el interrogatorio de testigos, las comunicaciones electrónicas, y, quizás el aspecto más polémico, el régimen de medidas cautelares.
1. UNA APROXIMACIÓN A LA JUSTICIA ADMINISTRATIVA SALVADOREÑA
En términos latos, podemos identificar dos modelos para el juzgamiento de las actuaciones de las Administraciones Públicas[2]: primero, el sistema anglosajón, en el cualtodos los procesos judiciales, sin distinción, incluyendo las demandas contra el Estado, son del conocimiento de los tribunales comunes; en cambio en el segundo, el sistema de Derecho Administrativo, las actuaciones de la Administración son sujetas del control por tribunales especializados cuya competencia es precisamente el dirimir los conflictos en los que estén vinculados los entes del Estado.Estos tribunales son conocidos como la “jurisdicción contenciosa administrativa”[3].
En El Salvador, la Constitución nos indica que corresponde exclusivamente al órgano judicial la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado en materias constitucional, civil, penal, mercantil, laboral, agraria y de lo contencioso-administrativo, así como en las otras que determine la ley. Pareciera entonces, enun primer acercamiento al sistema salvadoreño, que el mismo pretende edificar un sistema de justicia de Derecho Administrativo[4].
Sin embargo, la ley de jurisdicción contenciosa administrativa con vigencia a partir del primero de enero de 1979, limita la competencia de esta jurisdicción solamente a los actos administrativos, dejando por fuera otras providencias de la Administración, como loscontratos, los reglamentos, las actuaciones materiales, la inactividad de la Administración, etcétera.
Asimismo, la Constitución preceptúa que las Cámaras de Segunda Instancia de la capital, de acuerdo a la materia, conocerán en primera instancia de los juicios contra el Estado; y en segunda instancia conocerá la respectiva Sala de la Corte Suprema de Justicia[5]. En la misma línea, la Ley SobreReclamaciones Pecuniarias de Extranjeros y Nacionales contra la Nación de 1910, pareciera revelar que las actuaciones materiales de la Administración serán ventiladas ante una Cámara de Segunda Instancia[6].
Además, en materia de ejecución de los contratos administrativos, la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública nos remite a los mecanismos alternos de solución deconflictos, del arreglo directo y al arbitraje en derecho[7].
Podemos entonces percatarnos de que la justicia administrativa está repartida entre el tribunal contencioso administrativo, los tribunales ordinarios (civiles) al estilo anglosajón y los tribunales arbitrales; lo cual nos lleva a concluir que el sistema salvadoreño es un modelo mixto, en donde la Administración Pública puede ser juzgada...
tracking img