Colombia en la guerra de los mil dias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1118 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un adolescente sin salida
En una noche lluviosa, Juan veía por la ventana aquel anochecer tan triste, tan lleno de soledad, él se preguntaba porqué tantas personas se alegraban cuando llovía y a él por el contrario, lo llenaba de mucha tristeza ver la lluvia caer, la lluvia le hacía recordar tantos malos momentos por las que había pasado y por las que pasaba.
Recordó cuando él tenia 6 años deedad, (teniendo en estos momentos 17 años), era una noche lluviosa y vio por primera vez a su mamá, tan triste, llorando a cantaros y sin cesar, no entendía esa tristeza que rodeaba a su madre, le conmovió tanto verla así, que aun sin entender lo que pasaba, le preguntó: -¿Qué te pasa mamá?, su mamá lo miró a los ojos, llenos de lagrimas y con tanta preocupación, ella le sonrió, y Juan nocomprendía porque con tanta preocupación, ¡ella sonreía!, estaba todavía sin entender aquella sonrisa tristona; ella lo ha abrazado, lo abrazó con tanta fuerza, con tanto dolor en su corazón, y solo respondió: - hijo mío, no ha pasado nada, vete a dormir.
Juan fue obediente, pero al acostarse no podía dormir, de lo preocupado que estaba por su mamá al verla así. Cuando él sintió que su mamá abre la puertade su cuarto para ver si Juan estaba dormido, él hizo como si estuviera en su profundo sueño, ella se le ha sentado al lado, le ha dado un beso en la frente, y le dijo:-hijo te quiero mucho y no quiero que sufras por mi culpa. Le dio otro beso y se fue. Él abrió sus ojos y repetía varias veces esa frase tan bonita, que su madre le había dicho, pero no entendía por que le había dicho “no quieroque sufras por mi culpa”, siempre recordó esa frase por qué algún día iba a descifrarla, llegó a descifrarla ahora que tiene 17años.
Recordó tan bien y tan claramente aquella noche cuando empezó a escuchar ruidos que cada vez se hacían más fuertes, se levantó de su cama y puso su oreja en la pared para escuchar los ruidos. Cuando escuchó que su padre le gritaba a su mamá: -¡tú eres la culpable detodo! ¡Ya no te aguanto más! Y su madre le gritó a su papá:-¡Ya basta! ¡Ya no más! ¡No ves como nos haces sufrir!, y Juan seguía escuchando más gritos, Juan estaba tan atormentado y asustado que no sabia que hacer, él se fue para un rincón del cuarto, se tapó la cabeza, se mecía como un autista y se puso a llorar, y ahora comprende que él había entrado en una crisis de nervios.
Cada grito, cadaruido que escuchaba hacía que Juan temblara y tuviera mucho miedo, hasta que se armó de valor y salió del cuarto para ver lo que estaba sucediendo; al asomarse sin que lo vieran, pudo ver que su padre ¡maltrataba a su madre! ¡No podía creer lo que veía! Salió corriendo a empujar a su padre, gritándole: ¡no le hagas eso a mi mami!; Él solo sintió un empujón de su padre y un grito: ¡no teentrometas!, lo empujó tan duro que su cabeza pegó contra la pared y estaba sangrando.
Cada vez que se miraba en el espejo y se veía esa cicatriz se acordaba de aquella noche.
Gracias a esa herida en su cabeza fue que los ruidos y gritos se dejaron de escuchar. Estando en el hospital, por lo que el golpe fue muy fuerte, al padre de Juan le había dado una tristeza de conciencia, porque por culpa de él, Juan casi moría. Cuando Juan pudo entrar en estado consciente, el papá se alegró y abrazó a Juan con todas sus fuerzas, pero Juan estaba muy enojado con su padre y no lo quiso abrazar. El padre ha dicho: - hijo perdóname, yo se que cometí un error; Juan le dijo: -papi te perdono pero si me prometes que nunca le vas hacer daño a mi mami, ¿me lo prometes?, su padre le contestó:-te lo prometo hijo mío.
El corazón de Juan se alegró tanto, que pensó que había solucionado todo.
Su madre se le acerca a abrazarlo por lo que había reaccionado bien ante el golpe; Juan le dijo a su madre: -mami ya mi papá no te va a gritar ni a maltratar más, él me prometió que no lo iba a hacer más, así que no te pongas más triste. Su madre le volvió a mostrar esa sonrisa tristona, la cual...
tracking img