Comercio exterior durante el porfiriato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2020 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO
FACULTAD DE CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES

“COMERCIO EXTERIOR DURANTE EL PORFIRIATO”

SOCIEDAD Y ESTADO: DE LA INDEPENDENCIA A LA REVOLUCION

EXPORTACIONES
El continuo crecimiento de las exportaciones en el periodo comprendido como el Porfiriato, fue de vital importancia en cuanto a la economía nacional. El modelo de enclave exportador o “granerodel mundo”; en el que la industria –entendida ésta como un conjunto de sectores rudimentarios apenas en su forma de producción, como: la actividad agrícola y, en su totalidad, la agropecuaria—estaba orientada hacia el mercado externo y su producción compuesta por bienes e insumos de tipo tradicional, estaba destinada para la demanda del mercado interno. Luego entonces, puede hablarse de uncrecimiento notable pero regular y constante en las exportaciones durante el mencionado gobierno.
En primera parte, cabe destacar la importante valorización de los metales en el mundo porque servía como política cambiaria en la cuestión de imponer el precio en las mercancías de materias primas exportadas. De esta manera, a palabras de Fernando Rosenzweig: “… antes bien, la producción de oro llegó a sunivel más alto de toda la historia anterior o posterior del país, y la plata conquistó el orden de magnitud en que habría de mantenerse mucho tiempo después…” (Rosenzweig, 1976) pero las oscilaciones sufridas en las cotizaciones de los metales propiciaron una reforma dada en 1905 a consecuencia de la desvalorización de la plata poniendo al oro en mejor posición vinculado a una equivalencia fija.En este sentido, a la larga, los bienes de consumo no duradero aumentaran su velocidad a contraparte en tanto en los metales preciosos a razón del ejemplo expuesto anteriormente; sentaron el crecimiento económico del régimen.
Por lo tanto, las exportaciones de estos bienes o materias primas se acrecentó en más de 10 veces: “de 10 millones de pesos (1877-1878) a 114 en 1910-1911 y a parte de laexportación total en términos del PIB; de un 25% a un 40%. Pero esto no tendría un resultado satisfactorio sin antes mencionar la gran importancia que generó la implantación del ferrocarril como eje principal y único durante el Porfiriato. Sin embargo, el sector exportador controló la mayor parte de la red ferroviaria y, así, su gran influencia no sólo en ahorros sociales, sino en la necesidad deconectar la producción de exportación con los puertos principales.
De este modo, la mayor carga de los ferrocarriles en dicho periodo, consistía en el transporte de materias primas. Empero, a decir de Leopoldo Solís; “el crecimiento económico de México no coincidió con el triunfo de una burguesía progresista que luchaba por la hegemonía contra un Estado feudal, más bien fue el resultado de laintervención de las fuerzas exógenas” (Solís, 1970). A pesar de la significativa influencia del ferrocarril como articulador comercial-exportador, a su sombra, la infraestructura ferroviaria motivó el resurgimiento de las haciendas mexicanas, haciéndolas rentables después de más de medio siglo de continuas dificultades.
Sobre esta misma línea, la producción para la exportación –en cuanto a materiasprimas—fue la que presentó las mayores tasas de crecimiento. Pero si lo anterior muestra una tendencia a la alza y por tanto de mejora infinita, entonces ¿Por qué la orientación en el consumo interno marcó una notable baja en la producción agrícola en la fase última del decenio de 1900-1910, no obstante, sin mencionar el sobresaliente descontento social? Sin duda, las características de laagricultura latifundista impidieron que se llevaran a cabo las mejoras al equipo productivo, la introducción de obras de riego, en general, el uso de insumos más productivos y menos costosos, de esta forma, sobrevino un estancamiento o en algunos casos un descenso en la producción agrícola para satisfacer la demanda interna. Entonces para la aristocracia-latifundista de la época, el mercado interno...
tracking img