Como si no me conociera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1279 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como si no me Conociera

Lo ví cuando se acerco a su mesa y se sentó. Me pareció conocerlo, tenía una manera muy familiar de caminar, como algo que veía todos los días. No le di mucha importancia, tenia que llegar. Mientras caminaba por las calles, me intrigaba el hecho de haber visto a esa persona. Por un momento pensé en regresar y buscarlo. Sería fácil, estaba sentado y era el único quellevaba puesto un traje elegante, como para una ocasión formal.
Seguí mi camino y me propuse no pensar mas en aquel hombre que tanto había invadido mis pensamientos. Llegué a mi departamento y deje mi maletín junto al escritorio, camine unos diez pasos y me tire a la cama. De pronto ese hombre volvió a mi cabeza, era tan extraño que algo me causara tanta intriga a esta edad; ni siquiera cuando perdía uno de mis hijos.
No me podía concentrar en nada, la comida no tenía un sabor como siempre lo tiene, el sol no alumbraba como normalmente lo hacía, no me sentía normal. Incómodo. Sí, me sentía incómodo de no saber quien era.
Tenía que arreglarme para el compromiso de esa tarde. Mi hijo dijo que pasaría por mí, decía que era importante que yo asistiera. Esperé y esperé, y me pareció verlollegar cuando me asome por la ventana, pero solamente había sido la desesperación la que me trató de engañar. El me había dicho que me llevaría, que tenía la obligación de ir, así que decidí no esperar e irme yo solo.
Tome el mismo camino de siempre, de todos los domingos a medio día, y como siempre había mucha gente caminando. Entre tanta gente caminaba y se me hacia que no llegaba, este señorcaminaba igual por mi mente, y no se detenía. Abrí los ojos y ví a todos, a la gente como normalmente no se ve, con su mente y pensamientos en otro mundo y su cuerpo solo físicamente pasando.
Llegué a la iglesia un poco tarde, ya había comenzado la ceremonia, estaban todos poniendo atención al padre, y los arreglos florales en toda la iglesia, si que era una gran celebración. Caminé, despacio,pero nadie volteó. Todos los asientos estaban ocupados menos unos de atrás, y ahí me senté. Empecé a mirar a mí alrededor y ví algunas caras familiares, no escuchaba lo que el padre decía, estaba muy lejos pero con la expresión de las personas que me rodeaban me pude imaginar de qué se trataba.
Busqué a mi hijo desde que entré. No estaba en las filas de atrás, y pues me cuesta trabajo ver lo queesta muy lejos, pero seguí buscando. Reconocí a su esposa a lo lejos, llevaba un vestido blanco, muy elegante.
De pronto se escuchó un escándalo en la puerta, y toda la gente que había atendido a la ocasión volteó. Se trataba de mi hijo, que se acercaba rápidamente a su esposa, con la más mínima discreción. Le dijo algo al oído y voltearon a buscar algo. No lo encontraron y se sentaron, laceremonia continuó.
Al término de la ceremonia, lo ví ahí, a él, acercándose a mi hijo despacio. También noté que mi hijo lo reconoció y en cuanto se acercó, su cara de preocupación se había desvanecido y surgió una sonrisa, como si este señor fuera alguien que quisiera.
Sin pensarlo, me levante de mi asiento y caminé lo mas rápido que pude hacia ellos. La demás gente también se habíalevantado y se dirigía hacia mi hijo, parecían olas y olas de personas que estorbaban mi camino. Me sentía tan alejado de el, por la barrera tan grande que hacia la gente, que cuando llegué, ellos ya no estaban, se habían ido.
Salí muy triste de la iglesia, sin hablar, con la mirada caída como si hubiera sufrido una derrota, y me puse a caminar hacia mi departamento. Otra vez, las personas seaparecían como si estuvieran perdidos, y entre la multitud, lo distinguí. El hecho de haberlo visto otra vez, me hizo sentirme animado, eufórico, como hacia mucho tiempo que no me sentía. Lo seguí, por alguna razón íbamos sobre el mismo camino que suelo tomar para llegar a mi departamento.
Dio vuelta a la izquierda justo donde yo la doy siempre, subió las escaleras que cada vez me cuestan...
tracking img