Componenets del sistema

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1225 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL RELATO
Por el barrio de la Recolección, vivía una joven llamada Susana, era muy bonita, tenía el pelo largo, y unos grandes ojos color de avellana. Era una de las muchachas más acaudaladas de la región y tambien, de las más codiciadas por cada hombre a quien dejaba escapar alguna mirada perdida. En cierta ocasión, Susana estaba admirando el cielo estrellado, típico de una fría noche deDiciembre. De pronto, sin darse cuenta,  se le acercó un personaje de baja estatura, con un sombrero grande y una guitarra, quien al ver a la joven, se quedo asombrado por su belleza, no pudo resistirse, y comenzó a hechizarla cantandole notas con su guitarra y repitiento: -Ven a mi, ven dulce amor, Ven a mi, ven dulce amor.....-.
Desde esa momento, Susana cayó en un profundo hechizo que no la dejabacomer ni dormir. La fiebre la acechaba por las noches y ninguno de los doctores que la examinaba, econtraba alguna razón lógica para los males que atacaban a la bella joven. Los padres, preocupados por la triste y grave situación, comenzaron a averiguar cómo podían solucionar el problema y sanar a su hija. Llegaron con uno de los ancianos más sabios de su barrio, don Tomás. Él anciano, al escucharla historia que le contaron los preocupados señores acentó con la cabeza, haciendo ver que sabía de qué se trataba el mal.
-Señores, yo sé cuál es el problema que tiene su hija. Déjenme contarles...
Cuenta la historia, que estas antiguas tierras, mucho antes de Guatemala, existió un hermoso templo, construido para adorar y venerar las divinidades de Dios. Los habitantes de ese hermososantuario, eran personas religiosas, cultas y con sed de conocimientos. Por esta razón, desbordaron su atención hacia el pujante desarrollo de las ciencias, olvidándose de sus mas simples obligaciones. Los ancianos del pueblo, se preocupaban y se preguntaban porqué ya no abrían más el templo, ya no había quien dictara las misas, pues todos se la pasaban leyendo libros extraños.
Los días transcurrían y lagente se preocupaba cada vez más. Y tenían razón. Dentro del grupo de monjes que estaban a cargo del templo, existía uno en especial, que siempre fue una ersona muy solitaria y extraña. Siempre deambulaba por los pasillos del templo murmurando pensamientos vagos acerca de lo que leía. Por esta razón, sus compañeros solían llamarle  "El Loco". Este monje, se la pasaba analizando conceptos, buscándoleorigen a todas las cosas que existían a su alrededor, logrando solamente acrecentar sus sentimientos de dudas insatisfechas y crecientes.
Esta situación incomodó mucho a sus compañeros, quienes decidieron ya no dirigirse más a él. Se alejaron por completo y nunca le profirieron palabra alguna.
El monje, no entendía porqué sus compañeros ya no hablaban con él, si siempre había sido la fuente deconsulta de todos en el templo, pero ahora, ni le chistaban mirada alguna.
En una de esas noches tristes, en las que él se pasaba analizando su situación y haciéndose preguntas así mismo, divisó un resplandor que entraba por su ventana. Tomó una silla y se acercó a la ventana, para ver de que se trataba. Su sorpresa sería inmediata: En las afueras de la ventana, se encontraba la mujer más bonitade todo el pueblo. La observaba día tras día, noche tras noche, hasta que terminó enamorándose de ella.
Después de ese momento, las aficiones del monje cambiaron drásticamente. Ya no leía más esos libros complicados y sofisticados, ya no trataba de comprender más conceptos, dejó sus estudios filosóficos a un lado, para dedicarse ahora, a observar por la ventana a todas las muchachas del pueblo,esperando ver nuevamente a aquella jovencita que le había robado el corazón. Y así, pasaron una tras otra las noches... El monje siempre estaba en la ventana observando y estudiando a las muchachas, obsesionándose drásticamente con el sexo opuesto.
Un día, el monje observó a una bella mujer, con unos ojos enormes y hermosos que caminaba por el templo acompañada de un niño de sonrisa pícara pero...
tracking img