Comportamiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6434 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
|Organización |
|de Estados |
|Iberoamericanos|
|[pic] |
|Para la Educación, |
|la Ciencia|
|y la Cultura |

[pic]
|[pic] |
|Revista Iberoamericana de Educación|
|Número 18 - Ciencia, Tecnología y Sociedad ante la Educación |

[pic]
Comportamiento antisocial en los centros escolares: una visión desde Europa
Juan Manuel Moreno Olmedilla (*)
[pic]
|(*) Juan Manuel Moreno Olmedilla es profesor titular de Teoría e Historia de la Educación de laUniversidad Nacional de Educación a |
|Distancia (UNED) de España. |

[pic]
El hecho de que las escuelas estén apareciendo más a menudo en las páginas de sucesos de los periódicos que en la sección de educación y cultura está preocupando seriamente a todos los miembros de la comunidadeducativa. En efecto, los episodios de violencia en los centros educativos parecen tener una gran capacidad de atraer a la atención pública, causando lo que hoy día se ha dado en denominar una alta «alarma social», con lo que la aparentemente nueva lacra de la violencia escolar se añade a las ya innumerables fuentes de demanda y presión social con que nuestros centros educativos y nuestro profesoradodeben enfrentarse.
[pic]
1. Introducción
En algunos países las administraciones educativas han lanzado campañas nacionales a través de los medios de comunicación social con el fin de crear una cierta conciencia social que favorezca la prevención de fenómenos violentos en las escuelas. En otros países, como el nuestro, tal vez porque aún no se han sufrido muchos casos extremos de violencia enlas escuelas, la información disponible sobre la cuestión es, como mínimo, muy limitada, y no se ha hecho más que empezar en cuanto a la puesta en marcha de programas o planes de acción para la prevención y el tratamiento de dichos fenómenos.
En cualquier caso, los educadores somos cada vez más conscientes de la envergadura del tema que aquí vamos a tratar; sabemos que, para comenzar, debemosplantearlo en positivo, es decir, no se trata tanto de qué hacemos para enfrentarnos a los casos de violencia, como de qué hacemos para convertir nuestros centros en espacios adecuados para el aprendizaje de la convivencia en el marco de una democracia.
2. ¿De qué estamos hablando exactamente cuando decimos "violencia escolar"
Una de las primeras dificultades a las que nos enfrentamos al comenzar aanalizar los fenómenos de supuesta violencia en la escuela es a la de la imprecisión en el lenguaje. En efecto, no podemos considerar dentro de la misma categoría un insulto u otra falta más o menos leve de disciplina o, por ejemplo, un episodio de vandalismo o de agresión física con un arma. No obstante, existe una clara tendencia en la opinión pública y tal vez entre muchos profesores (quienes,...
tracking img