Comunicar, hastiar, adormecer o seducir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6702 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 27 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMUNICAR: HASTIAR, ADORMECER O SEDUCIR,
ARTE Y CIENCIA
RESUMEN
El exiguo campo científico de nuestras universidades mejoraría al conocer cómo son algunas formas de hablar de maestros en sus clases. Es conveniente valorar cuáles son las tendencias que predominan al hablar en clase para, sobre esa base, tomar decisiones más buenas, bellas y verdaderas. Para tal fin, aquí se ofrece el problemaa estudiar: formas de hablar y su trascendencia, al inicio sólo como una introducción. El estudio más detallado se apoya en teorías y métodos sociológicos y en aportes del mundo del arte. Son narradas diez tácticas seguidas por maestros que constituyen formas de hablar indeseables. Luego se dan pistas sobre otras formas de hablar que seducen. Los comentarios finales exhortan a ponderar laimportancia de la forma de comunicarse en las clases, en aras de seducir a los estudiantes al mundo de la ciencia.
INTRODUCCIÓN
El artículo ofrece tácticas que acaso conduzcan a una estrategia. Trataré tácticas del bien hablar. Estoy interesado en ellas, porque sufro relaciones educativas que no deseo pervivan y porque anhelo que otras se consoliden. Las tácticas mostrarán dificultades queexperimentamos maestros y alumnos al comunicarnos, incitarán al arte del bien hablar. La estrategia incitará seducir estudiantes al mundo de la ciencia.
Está interesado en mostrar límites que constriñen el trabajo docente. Sus resultados provienen de observar prácticas educativas en aulas de instituciones de educación media superior y superior: Universidades Autónomas de Querétaro, Morelos, Durango yMetropolitana; institutos tecnológicos de Querétaro, Durango, Minatitlán, Parral, Morelia, Celaya; Centros de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios de Querétaro, San Juan del Río, San Miguel de Allende, León, Pachuca, entre otras escuelas.
La observación la realicé al participar en cursos de formación docente; en algunos casos como maestro y, en otros, como estudiante. Al cabo del tiempo,sistematicé mis percepciones en diarios de campo y en textos ya publicados. Ahora presento una versión complementaria a las anteriores. Siempre con la intención de ofrecer aciertos y dificultades que vivimos maestros al trabajar en los salones de clases.
¿Qué tiene que ver el arte del bien hablar con la ciencia y su enseñanza aprendizaje? Veamos.

HABLAR Y SU TRASCENDENCIA

Quizá muchos admitanque hablar es un don natural del ser humano. Quienes así piensan, no consideran que la comunicación es un hecho socio-histórico. Un bebé aislado, ajeno a la sociedad, no aprende a hablar. Comúnmente, se dice lo que el grupo social que educa, enseña. Las formas simpáticas de veracruzanos o las flemáticas de ingleses, son una muestra de la importancia del grupo social de pertenencia al hablar. Noobstante, ni todos los jarochos ni todos los británicos son como afirma el decir popular. Sí hay indicios de que unos y otros siguen esas formas de ser, pero no siempre se dice lo que alguien enseña.
Mi calidad de profesor-investigador me permite ver que en las escuelas vivimos formas de comunicar susceptibles de ser criticadas. Algunos seguimos formas de hablar que no son agradables niconvincentes. Otros pocos apuntalan la esperanza de un futuro mejor, enseñan formas de hablar plausibles. La mayoría de los profesores y alumnos hablamos sin percatarnos, bien a bien, de las dificultades inherentes al expresarnos. Nos comunicamos de manera impensada. No nos preocupamos de cómo lo hacemos (nuestras tácticas) ni cavilamos cuál es la consecuencia final de hablar (estrategia).
En ocasiones losalumnos no estudian alguna ciencia por la forma en como se la “enseñan”. Una clara ilustración es la reticencia de egresados de educación media superior a estudiar, por caso, para químico. No ingresan a carreras de química porque su maestro los atemorizó al enseñarla de un cierto modo. La forma en que comunicó la química los vacunó en contra de ella. Los asustó.
Seguramente otros factores...
tracking img