Concilio vaticano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1418 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MENSAJE DIRIGIDO A LOS ESPOSOS DE LA LOCALIDAD DE FONTIBÓN SOBRE “MORAL MATRIMONIAL”

DIOS FUE EL CREADOR DE LA PRIMERA PAREJA CONYUGAL, Dios no creó al hombre solo: en efecto, desde el principio "los creó hombre y mujer" (Gn 1,27). Todos somos conocedores de que todo progenitor tendrá un padre y una madre, por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y a su vez se unirá a la mujer y losdos serán una sola carne, por lo tanto, se recalca que el amor conyugal debe ser desde el momento que se contrae el vínculo matrimonial hasta el día del fallecimiento de alguno de los conyugues.

Queridos esposos, la fecundidad esta narrada por las primeras páginas bíblicas como un don de Dios, así como la sexualidad es un valor tanto bueno como sano en si mismo, entonces me pregunto, seráque nosotros como esposos si tenemos en cuenta el significado de la sexualidad?.

Quiero que cada uno de ustedes se acuerden de ese momento tan primordial que ocurrió en nuestras vidas, cuando decidimos ser bendecidos por Dios y recordemos esta frase: “Sed fecundados y multiplicaos”,

Es bueno hacer memoria que los fines del matrimonio son el amor y la ayuda mutua, la procreación de los hijosy la educación de estos. El matrimonio está al servicio de la vida. Los esposos han de estar listos y preparados para tener hijos, para amarlos y educarlos.

Tengamos en cuenta que la pareja de cónyuges es muy diferente a la pareja de novios y que la amistad no es una institución ya que el vínculo matrimonial exige ser considerado algo muy preciso, es una unión a un fin común que se requiereuna labor conjunta de los esposos.

La maternidad responsable son las funciones que un matrimonio debe de cumplir, ya sea en cuanto a al número de hijos, o según los medios utilizados para procrear, o por el número de hijos que desean tener. Es derecho –únicamente - de los esposos decidir el número de hijos que van a procrear. No se puede olvidar que la paternidad y la maternidad es un don deDios conferido para colaborar con Él en la obra creadora y redentora.

El Amor conyugal se encuentra radicado en la voluntad de cada uno, con la voluntad entramos en el ámbito de obrar libre y se hace posible la donación de si mismo y el reconocimiento de la persona amada.

Quiero comentarles que la amistad conyugal está fundada sobre bienes muy íntimos a la persona y entre ellos esta lamisma sexualidad, hasta el punto de ser el hombre y la mujer no dos, sino una sola carne.

Una característica del amor conyugal es que este sea fiel y exclusivo, y por eso todo adulterio y divorcio quedan excluidos. No hay amor conyugal si no existe tal compromiso voluntario. En consecuencia, la fidelidad exige la libertad del otro por amor.

El compromiso de fidelidad es una especie deobligación que se contrae con el futuro de otra persona, estableciéndose un acuerdo que es promesa y reserva de su vida afectiva. No hay amor conyugal si no existe tal compromiso voluntario. En consecuencia, la fidelidad exige la libertad del otro por amor.

Con respecto al perfeccionamiento de los fines del matrimonio, el matrimonio además de ser perfeccionado en si mismo como ligamen entre loscónyuges conquista una perfección mas elevada; les comento que la finalidad procreadora va más allá del ámbito de este mundo encontrándose una verdadera razón de ser.

Tengamos en cuenta que el bien de los cónyuges conquista de la misma manera una más alta destinación por la elevación del matrimonio a sacramento.

Es importante recalcarles que en el perfeccionamiento del amor conyugal nosustituye el amor conyugal sino que lo perfecciona, tengamos muy en cuenta lo que les acabo de mencionar, para que sus uniones no pierdan ese amor conyugal. Con toda las características que lo definen.

Respetados esposos, que tan importante es hablarles sobre la enseñanza de Jesús en el evangelio y en las cartas paulinas, en donde nos habla sobre la indisolubilidad del matrimonio, vale la pena...
tracking img