Conspiración y muerte en el vaticano la carta oculta de jesús

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 342 (85487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conspiración y muerte en el Vaticano La carta oculta de Jesús.
Fernando Barragán
“La verdad os hará libres” Lucas 8:32 Introducción Durante mucho tiempo he debido permanecer en silencio, no por voluntad propia sino por haberme sido impuesto por quien quiera que sea el hacedor o administrador de todas las cosas, que quiso, por ser también quien dicta las leyes del orden –o desorden– universal,crear una ley de compensaciones, acogiéndome a la cual mi vista es tan aguda como completa mi mudez; soy también del todo incapaz de moverme y necesito ser asistido para cualquier desplazamiento, limitación esta que también compenso en parte gracias a mis propiedades visuales, que me han permitido ser testigo de hechos ocurridos lejos del lugar donde habito. Mi gran enemigo es la oscuridad, puesella me deja inerme, ajeno a cuanto acontece a mi alrededor y sometido a su poder, que ejerce como lo hacen todas las tiranías: en forma dictatorial. He permanecido –por no poder oponerme a ello– largos periodos languideciendo en las tinieblas, al margen de cualquier forma de comunicación con mi entorno natural o con cualquier otro, por poco natural que éste pudiese ser. Sucedió un hecho, inesperadopor lo insólito, que desafió al orden que establece los límites entre lo aceptable por la razón y aquello que, sin explicaciones racionales, simplemente ocurre sin más; este acontecimiento cambió el significado de mi existencia. Ocurrió repentinamente, al poco tiempo de ser rescatado de uno de mis más largos periodos de oscuridad. Sin casi apercibirme de ello, me hallé en posesión del divino donde la palabra, “divino”, pues únicamente un dios podía haber obrado el milagro, ya que ¿de qué otra forma podríamos definir lo que el entendimiento no entiende? Haciendo uso de este inesperado atributo, quiero ganarme el derecho a prolongar mi existencia –no voy a caer en la vulgaridad de hablar de inmortalidad– optando por permanecer en la memoria de los hombres, y para ello voy a relatarte unahistoria, una entre tantas de las que he sido testigo,

algunas de ellas simples jirones de la condición humana que quedaron enganchados en mí: soledad, desesperanza, abandono, ambiciones, frustraciones, envidias, traición y muerte o la simple angustia del no saber, pero no vayas a pensar por ello que lo que voy a relatarte es algo cotidiano y de andar por casa, un pequeño gran drama de cadadía... Presta atención, la historia que tengo para ti se inicia con una carta que fue escrita hace casi dos mil años y que de haber llegado a su destinatario, habría cambiado el curso de la humanidad... o no, nunca se sabe; quizá quien debía haberla recibido la habría desechado o le habría dado un uso poco apropiado, o sólo habría dado lugar a uno más de los posibles multiuniversos que nos promete lafísica cuántica. Lo cierto es que la epístola de referencia permaneció oculta durante periodos de tiempo que se podrían adjetivar como largos en comparación con la corta vida de los humanos, con ocasionales intentos de darse a conocer sin lograr del todo ese objetivo; pese a ello el solo hecho de la presunción de su existencia originó la aparición de partidarios de su destrucción y de otros que,en lado opuesto, se conjuraron para protegerla esperando el momento en que se manifestara la ocasión de que viera la luz pública. En un principio sólo fueron personas que, a título personal –ya que de personas se trata–, comulgaban con una u otra posición; luego los defensores de cada facción se constituyeron en logias; su historia –la de la carta– es compañera de ambiciones espurias, traicionesy... asesinatos en altas, medias y bajas esferas –¿por qué esferas y no cubos o dodecaedros? Personalmente, prefiero los círculos como figura geométrico– gramático–social, ya que concéntricos pueden contenerse sin tocarse–. Los sufridos en las carnes de los pertenecientes a las dos últimas categorías, en realidad, no cuentan gran cosa, claro, y los que han acabado en forma arbitraria y anticipada...
tracking img