Contabilidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2643 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
residencial muy tranquilo. Pero esta mañana la cuadra en que se encuentra la parroquia estaba llena de patrullas de la policía, camiones de transmisión de señales de los canales de televisión y muchos carros que estaban llegando. Varios policías de Biscayne Park dirigían el tráfico y le indicaban a las personas que llegaban donde tenían que estacionarse. Me estacioné en un lote frente a laiglesia, cruzando la calle. Ya se llenaban los espacios  a la hora que llegué después de haberme puesto bien allí estaba esperando lo que pudiera pasar.

Varios camarógrafos de canales de televisión estaban en fila, uno al lado del otro, con sus cámaras sobre los trípodes apuntando hacia la entrada principal de la iglesia, que es un edificio pequeño de un solo piso. Al entrar, vi que ya había bastantegente sentada  en los bancos. Se iba llenando el lugar. Me senté en un banco en la quinta fila, contando desde el altar, en la parte izquierda. Me senté en el primer asiento, pegado a la pared. Siempre me siento ahí cuando voy a una iglesia.

Me puse a mirar alrededor. Creo que esta es la primera vez que voy a una iglesia Episcopal en Estados Unidos. Estuve varias veces en iglesias anglicanasen Londres y una vez en Jamaica, cubriendo noticias, pero eso fue hace muchos años. La verdad es que no me acordaba mucho de cómo es la decoración de las casas de culto de esta denominación.
La Iglesia de la Resurrección es pequeña. El altar se parece a los altares de las iglesias católicas romanas, pero es más sencillo. Hay un Cristo en la Cruz de madera sobre el altar, pero vestido con una batay  no está crucificado. Está vestido con una bata y más bien flota sobre la cruz con los brazos en alto. No tiene las manos ni los pies clavados.

Hay  solo un gran vitral de colores sobre la puerta trasera principal de la iglesia. Las ventanas de las paredes laterales son de persianas. No hay fuentes de agua bendita, o al menos no las vi. En las paredes hay pequeñas representaciones de maderade las Estaciones de la Cruz. No hay imágenes de santos. La impresión de esta iglesia es bastante especial.
La gente venía llegando. Era una multitud bastante mixta. Muchos latinos. Cubanos e hispanos de otras nacionalidades. También había gente estadounidense, anglos les diríamos, y unos cuantos afro americanos y otras personas de la raza negra que, estoy seguro, por su  acento, son oriundas deislas caribeñas anglo-parlantes. Había gentes de todas las edades. Pero yo diría que la mayoría de las personas eran de más de cuarenta años. Algunos vinieron solos, muchos en pareja, y otros en grupos familiares que incluían niños pequeños.

En general, la gente estaba bien vestida, para lo que es Miami. Al menos no había personas en shorts, camisetas o jeans ripiados  Algunos hombres vestíansaco, pero con la camisa abierta. Vi a uno solo con corbata. No vi a ninguna mujer con velo. Las únicas mujeres que vi con sombrero fueron unas señoras negras.
La gente se comportaba muy bien. No hablaba en voz alta, tenía apagados sus teléfonos celulares, controlaba a los niños pequeños. Yo señalo esto  porque a veces me he sentido muy mal cuando voy a una iglesia y me encuentro con gente gritona,mal vestida y mal educada. Esta era gente bastante respetuosa, aunque me molestó una señora latina, no cubana,  que, arrastrando a un niño de unos siete años bastante antipático, me pasó por delante para sentarse en la parte del interior del banco en que yo estaba, sin pedir permiso. Les cuento que a mi me indigna la mala educación. Por eso entro en todos estos detalles sobre como estaba vestiday sobre cómo se comportó la gente. Tengo que decir que, dentro de la iglesia esa señora fue la única persona sin modales que vi. Ah, no. Se me olvidaba. Vi también a otra señora masticando chicle. Me parece algo muy vulgar, eso de masticar chicle en una iglesia. Pero, por supuesto, resistí la tentación de regañar a estas personas. Siempre me molestan estas cosas, pero yo no soy nadie para estar...
tracking img