Contexto político económico y social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1492 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Contexto Político, Social y Económico en El Salvador
El Salvador en los años 1,960 era un pequeño país con una estructura típicamente poscolonial: gran parte de la tierra estaba en manos de pocas familias, que ni la trabajan ni permitían que otros lo hicieran. Los cultivos existentes son típicamente coloniales, no orientados a las necesidades de los habitantes del país, sino al comercioexterior. Durante los años 60 y 70 se cultivaba sobre todo café y algodón. Se trataba de un tipo de cultivo y de comercio que escapaba a las manos del agricultor, sometido a los vaivenes de un mercado internacional en el que él no podía influir. Para poder cultivar, los que tenían la Capacidad de hacerlo, necesitaban un capital inicial importante. Como no lo poseían, vendían la futura cosecha a algunafamilia rica o a alguna empresa a mitad del precio que tendría en el mercado. Los ricos se enriquecían, mientras que los pobres se empobrecían. Un desastre económico y social. Así estaba el país en aquellos años.
Ignacio Ellacuría en los años 70 se encontró con un país en ebullición, con asesinatos de gente indefensa organizados por los paramilitares, con movimientos sindicales que protestabanporque la reforma agraria no acababa de llegar, con una pobreza creciente.

Ellacuría solía decir que un sistema injusto, que impida a los hombres vivir humanamente, es un sistema radicalmente violento. El sistema mismo es violento porque destruye la vida.
En 1986 dijo que la violencia originaria es la injusticia estructural, la cual mantiene violentamente a través de estructuras económicas,sociales, políticas y culturales a la mayor parte de la población en situación de extremada pobreza y de permanente violación de sus derechos humanos

La violencia represiva que se daba en el país en los años de la guerra civil no admitía que la verdad saliera a la luz, que se dijera lo que
Estaba ocurriendo en “la realidad”. La violencia represiva trata de ocultar la verdad y la realidad.Ellacuría y sus compañeros no murieron por ser revolucionarios, sino por querer desvelar la verdad y dar a conocer la realidad de lo acontecido en El Salvador y en América Latina en general.

Ellacuría nunca habló de “buenos y malos”, ni siquiera tras las masacres del río Sumpul o del río Lempa, en las que los ejércitos salvadoreño y hondureño dispararon sobre la multitud desamparada que buscabarefugio. Si no que hablaba de una estructura que es en sí violenta, que es consecuencia del pecado humano y que engendra pecado.

Ellacuría tuvo que escuchar la crítica de que él promovía la violencia, supuestamente porque decían que defendía a los guerrilleros revolucionarios. Pero las cosas fueron más complicadas y muy distintas a esta crítica manipuladora de lo acontecido.
Dedicó su vida apromover la paz justa en un medio de violencia.

En diferentes países de América Latina, y en El Salvador en particular, empezó a brotar un clamor popular en los años 60 y 70: “liberación”. El clamor nació civil, político. Ellacuría fue honrado al reconocer que ese clamor no llegó a la Iglesia directamente de los pobres, sino a través de grupos radicales de izquierda, interpeladores, que obligaron ala Iglesia a mirar la miseria de las mayorías con nuevos ojos: “La teología de la liberación, que ha introducido tan vigorosamente en el magisterio, en la reflexión y en la práctica de la Iglesia el tema de la liberación.
Conviene recordar esto para que los cristianos sepamos que la verdad también puede venir “de fuera de nuestra Iglesia”.

En los años 70 se hablaba acerca de la compatibilidado
incompatibilidad entre el cristianismo y el comunismo o la compatibilidad o incompatibilidad del cristianismo y el liberalismo económico
o el capitalismo. Los teólogos latinoamericanos de aquellos
años quisieron hacer frente a una situación inhumana desde su fe cristiana, y que como dice Ellacuría se les abrieron los ojos gracias a la reivindicación de grupos de izquierda, muchos de ellos...
tracking img