Contratos innominados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2033 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un convenio es a fin de cuentas un consenso entre dos personas y la vida en sociedad está impregnada de este tipo de actos todos los días.

Pensar que la ley pueda contemplar todas las posibles formas de convención que se presentan en la vida diaria entre dos o más personas, es una utopía. La pluralidad cultural, social, económica, ideológica, así como la constante de la evolución en todosestos aspecto, es una característica innegable de la sociedad, aún dentro del núcleo más pequeño que exista; de ahí que es una tarea difícil plasmar en una ley o código todas las posibles formas de acuerdo que se den en la interacción de tan diversas formas de ser y actuar de los humanos.

El presente trabajo tiene la finalidad de definir los contratos innominados o atípicos, su fundamento, asícomo su importancia y su uso en nuestra vida diaria, denotando finalmente sus ventajas e inconvenientes y la necesidad de que su regulación sea una tarea que los legisladores tengan más en cuenta en su agenda.

Partiendo del principio de autonomía de la voluntad y de la libertad contractual, las personas pueden llevar a cabo los convenios que deseen aún cuando no estén regulados por la ley, con laúnica condición de que el objeto del convenio sea lícito. Este tipo de acuerdos da lugar a los contratos innominados o atípicos, reconocidos por el artículo 1858 del Código Civil Federal de la siguiente manera:

“Los contratos que no estén especialmente reglamentados en este Código, se regirán por las reglas generales de los contratos, por las estipulaciones de las partes y, en lo que fuerenomisas, por las disposiciones del contrato con el que tengan más analogía de los reglamentos en este ordenamiento.”

Según Ricardo Treviño García, este precepto es el que da lugar a la existencia de los contratos innominados a los cuales define como aquellos que no están expresamente regulados por la ley; pero que independientemente de ello las partes los pueden celebrar atendiendo a lo dispuestoen este artículo (página 59).

Regresando al principio de la autonomía de la voluntad y de la libertad contractual, el maestro Borja Soriano, mencionado por Ricardo Treviño García (página 7), señala:

“De acuerdo con el principio de la autonomía de la voluntad, las partes son libres para celebrar o no contratos, al celebrarlos obran libremente y sobre su pie de igualdad, poniéndose de acuerdounos contratantes con otros, fijando los términos del contrato, determinando su objeto, sin más limitación que el orden público. Esta limitación se encuentra consignada en términos generales en el artículo 6º del Código de 1928, según el cual: “La voluntad de los particulares no puede eximir de la observancia de la Ley, ni alterarla o modificarla. Sólo pueden renunciarse los derechos privados queno afecten directamente al interés público, cuando la renuncia no perjudique derechos de tercero.” Esto quiere decir que los particulares pueden estipular en sus contratos todo lo que no sea contrario a una ley, y aun pueden convenir en lo que sea contrario a una ley, si ésta no es de interés público, sino sólo supletoria de la voluntad de las partes.

Actualmente el principio de la autonomía dela voluntad no ha desaparecido, sino que sigue siendo la base del derecho moderno en materia de contratos, pero esta autonomía está ya considerablemente debilitada, pues cada vez la ley impone mayor número de limitaciones a la libertad contractual, bajo una doble influencia: la dependencia material, cada día más estrecha, del individuo con relación al medio en que vive, el sentimiento más clarode que ninguna sociedad puede quedar indiferente a los fines perseguidos por los contratantes, y que debe velar por el mantenimiento de cierto grado de justicia, distributiva o conmutativa.

El principio de la autonomía de la voluntad, que tuvo su mayor auge en el siglo XIX, a raíz del desenvolvimiento de la doctrina del individualismo liberal, se encuentra atemperado con las nuevas corrientes...
tracking img