Contratos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2012 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Terrorismo bancario en México?

Es cierto, quien pide prestado o compra a crédito en tiendas comerciales tiene la obligación de pagar en los plazos y fechas señaladas. También aquél que solicita una tarjeta de crédito, conocida en México cómo dinero de plástico, aunque muchas veces quien paga con esa tarjeta o de tiendas comerciales, nunca se dio cuenta a lo que se comprometía al firmar lasolicitud de crédito, puesto que del lado anverso de la misma, pareciera más uno comprometerse a entregarle su dinero de por vida a la empresa expedidora, que adquirir cosas a crédito como una forma rápida y segura de tener un bien mueble o inmueble. Aunado a lo anterior, hay que sumarle que la gente nunca lee las cláusulas por cierto inscritas en letras diminutas -como para que la gente no las leapor aburrimiento- y no sabe ni lo que firma, ni a lo que se compromete.
Posterior a ello, cuando muchos caen en la morosidad de los pagos vienen los recargos y/o intereses generados por las cláusulas que uno firmó a ciegas. Y nadie le informa a uno el concepto exacto que está pagando; eso sí, las cantidades aparecen y son inequívocas. Al aclararlas, te topas con sendas colas en los bancos otiendas departamentales con resultados magros, optando en la mayoría de los casos por mejor retirarse con la indignación personal o por pena 'ante lo que dirán los que están presentes, sintiendo y presenciando el deudor una especie de enjuiciamiento social por tacaño'. Pero eso sólo pasa en México porque en otras partes del mundo, quién se siente afectado en el cobro indebido de un pago, hace unmerequetengue muchas veces con resultados positivos.
Pero como millones son hacen eso y prefieren seguir debiendo muchas veces lo que deben y otras tantas más lo que le cobran indebidamente, empiezan los bancos a presionar de todas formas, exigiendo el pago de sus dineros y utilizando subterfugios legaloides bajo el argumento de que de no pagar, los embargarán hasta dejarlos en la calle y hastaacusarlos de fraude para meterlos en la cárcel. Así, a casa de millones de mexicanos, llegan los requerimientos de pago disfrazados hábilmente de demandas, sin que se cumplan para ellos todos y cada uno de los preceptos constitucionales de legalidad y seguridad jurídica y, las amenazas por teléfono, personales, verbales y hasta intimidatorios por terceros empieza a funcionar, ocasionando en el deudor unapsicosis con la que vive durante mucho tiempo. En sí se vuelve una práctica de terrorismo bancario que atenta contra los derechos más elementales de los ciudadanos, independientemente de que deban dinero prestado o a crédito.
Los bancos o tiendas departamentales al prestar dinero para ropa, muebles e inmuebles, saben perfectamente que muchas veces la gente no tiene dinero y a pesar de ello, lesexpiden las tarjetas o les dan los créditos con el fin de engancharlos. Luego viene la operación 'chupamiltor'; ya vendida la prenda muy arriba de su valor real, por pagos parciales tienen otro aumento sin que el ciudadano sepa si el cobro es indebido. Hoy los bancos cobran hasta por entrar a las sucursales y ya no se diga de los cobros de otras tiendas que llegan a superar hasta el 30 por cientodel capital que se adeuda en el momento y no del total.
Pero lo que muchos bancos no recuerdan es que con el mega fraude por miles y miles de millones de dólares, concebido en la administración de Carlos Salinas de Gortari, donde todavía no hay culpables importantes ni enjuiciados, el IPAB-FOBAPROA rescató con los dineros de los mexicanos a muchos de ellos, pero en los bancos a todos les siguencobrando, como fue el caso de bienes inmuebles y tarjetas de crédito.
¿Dónde quedó el criterio ese de que el que debe paga, cuando los bancos se declararon en quiebra desapareciendo el dinero de también muchos ahorradores y tuvo el gobierno que pagarles dicho rescate a precio de oro, que hoy cancela el destino mínimo de diez generaciones de mexicanos? ¿Dónde el principio de legalidad y certeza...
tracking img