Copie

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2633 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MI MATRIMONIO… ¡NO TIENE ESPERANZA!

Introducción:

El engaño es el mayor instrumento de satanás para destruir “el maravilloso plan que Dios tiene para el matrimonio. Si el diablo logra que el esposo o la esposa crean y actúen según su mentiras, tendrá éxito en suplan de esclavizarlos, robarles el gozo y destruir su relación.

Satanás trabaja desde antes de casarte.

Satanás tuerce laverdad acerca del matrimonio al insinuarles a las mujeres que el matrimonio es un cuento de hadas en el que siempre habrá romanticismo, que al casarte estarás llena de atenciones y que tu amado suplirá sus todas necesidades, económicas, físicas, emocionales y espirituales. Creyendo así que serán felices para siempre.

Hay mujeres que alagadas siempre por los buenos tratos del noviazgo, piensanque siempre serán consentidas en todo lo que deseen, que su esposo deberá hacer muchas cosas para hacerlas felices. Algunas experimentan un cambio brusco de desencanto, en los primeros días, otras en los meses y otras que corren con mejor suerte empiezan a los pocos años.

Y al casarse empiezan las responsabilidades “obvias” de una mujer casada: lavar, planchar, barrer, sacudir, hacer comidatres veces al día y atender al esposo que viene cansado del trabajo. Después, por supuesto debes cumplirle “en la cama”… ¡no importando cuan cansada estés! Y luego viene la desilusión… y te cuestionas y discutes:

• ¿Qué pasó con la luna de miel?
• ¿Y los chiqueos?
• ¿Que no se supone que me casaría y él me haría feliz?
• ahora parezco una esclava, en lugar de una esposa.• ¡Ya no tengo ni para comprarme calzones! pues el dinero se va todo en el gasto de la casa.
• ¡¡me la paso encerrada y me siento ahogada!!
• ¡¡yo no imagine que la vida seria así!!
• Pensé que me merecía otro trato.
• Pensé que mi esposo estaría solo para mí y… resulta que no.
• Parece que se casó solo para tener quien le sirva...
• ¿Y yo? ¿Y a mí quien me va aatender, a mí quien me sirve?

Si nosotras caemos en ese juego y pensamos solo en nuestros derechos, o en lo que los hombres deberían de hacer por nosotras o si empezamos a centrarnos en las carencias de nuestro esposo, es muy probable que nos empecemos a sentir heridas y enojadas cada vez que nuestras expectativas se vean en el piso. Y después de eso empezarás a hostigar a tu esposo,preocupándote por corregir sus imperfecciones y sus faltas. Una tarea que Dios no te encomendó.
Cuando te casaste ese hombre tenia los mismos errores que ahora vez magnificados, pero seguramente tenias la expectativa de que tú lo cambiarias o le corregirías esas pequeñas imperfecciones, pues las mujeres tenemos las inclinación a querer componer lo que sea que este mal. El instinto es irresistible.
Sialguien se equivoca ( de inmediato lo corregimos o lo disculpamos.
No obstante eso se vuelve una frustración porque es imposible que tú cambies a tu esposo. ¡Así es de sencillo!. El único que lo puede cambiar es Dios. No asumas la responsabilidad de Dios. Deja de hostigarlo queriendo que él cambie, para que tú puedas ser feliz.

ARMAS PARA SER FELIZ EN TU MATRIMONIO:

Se nos han dado unas armaspara luchar por nuestro matrimonio y son mucho más eficaces que los regaños, quejas y sermones. Algunas ya las conocemos, pero satanás nos engaña al respecto susurrándonos al oído: “si usas estas armas se te revertirá y no funcionará”. Es decir insinúa que éstas armas serán usadas en tu contra.

Pero es otro de sus engaños para que nuestro matrimonio se vaya a pique. Veamos cuales son estasarmas.
1 Pedro 3: 1- 4
1. Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,
3.2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3.3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 3.4 sino el interno, el del corazón, en...
tracking img