Corrector

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2006 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al principio de los tiempos de nuestra época no había derecho ni Estado, solo el hombre en vida nómada, y por ello en la época del comunismo primitivo no existían ni derecho, ni delito, Y menos, por ello, el concepto de homicidio.
En los primeros tiempos de la historia del hombre no se castigaba la acción de dar muerte a otro, cada cual protegía su vida, y ni la comunidad ni el incipientegobierno se preocupaban por castigar al responsable, tarea que era dejada a la venganza moral de su familia, como una reacción privada. El canibalismo y la antropofagia eran actividades usuales en muchos pueblos antiguos, y la muerte de uno por otro era un acto de fuerza y de poder. Es solo en la medida de la consolidación de la sociedad que el valor de la vida comienza a evolucionar, para despertar elgradual interés hacia su protección y castigo al homicida. Las primeras formas de reacción fueron el castigo al que mataba al consanguíneo, concepto del que luego se pasó, en lenta evolución, a tener también por homicidio la muerte del igual; la prohibición de matar está referida solo al igual, al inmediato, al de la misma raza o pueblo al de la misma ley, y no al extranjero al apartado al lejanoy al que no pertenecía a la misma comunidad.

Se tiene conocimiento que el homicidio se manifestaba desde los inicios de la humanidad, sin embargo no se precisan datos exactos.
Antes del asentamiento de comunidades agrícolas y ganaderas, son muy raros los indicios de violencia entre humanos. Durante los largos milenios paleolíticos no hay evidencias claras de agresión intraespecífica. Se hadetectado canibalismo en varios yacimientos -Atapuerca el más antiguo (TD6, en torno a 800.000 años), también en Zhoukoudian (Pekín)-, pero no está claro que este canibalismo implique agresión. Siempre cabe la posibilidad de ingesta de congéneres una vez muertos, sin violencia de por medio. Es cierto que hay abundantes muestras en todo el paleolítico de huesos dehomínidos con roturas traumáticas, pero el origen de estos traumatismos podría deberse a caídas o golpes producidos durante la caza o la recolección. Es decir, no se puede atribuir con total certeza la causa de esas fracturas a la violencia intraespecífica.
La cueva de Kebara es conocida por sus importantes hallazgos neandertales (como el de un hueso hioides -clave para poder hablar a la manerahumana- y ofrendas de flores en enterramientos). Pero éste no es el caso. No fue un neandertal el asesino, ni tampoco la víctima, sino un hombre anatómicamente moderno, uno de nosotros. Los restos del supuesto primer homicidio se datan entre 14.500 y 13.000 años B.P. (es decir, "Before Present", antes del Presente, considerando "Presente" el año 1950, cuando el método de datación por radiocarbonoquedó establecido por la comunidad científica). Por tanto, los neandertales ya habían desaparecido de Kebara -y de la faz de la Tierra- en esta época. En estos momentos, cuando vivía esa presunta primera víctima de homicidio, los Homo sapiens sapiens ocupaban la cueva y habían desarrollado la cultura Natufiense, cultura que se considera enlace entre las últimas comunidades paleolíticas y las primerasneolíticas, o sea, entre el fin del nomadismo cazador-recolector y el inicio del sedentarismo agrícola y ganadero. El presunto asesinato se sitúa a inicios del Natufiense.

  Si es cierto que el homicidio es un crimen de pasión y mas susceptible de ocurrir entre personas que se conocen, tendremos que concluir que la familia seria uno de los marcos sociales más propensos para la comisión dehomicidios. En efecto, dentro del seno de la familia medieval se infringían castigos rigurosos impartidos por la cabeza de la familia, estos castigos eran bastante usuales y se les consideraba “legales”, muchos de ellos terminaban con la muerte de los hijos o la esposa (incluyendo aprendices y servidumbre), sin embargo no eran considerados homicidios, sino “infortunios”
Entre tanto, en otros pueblos...
tracking img