Corrientes literarias presentes en la novela lucia jerez de josé martí

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1163 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Nacional Autónoma de México
Escuela Nacional Preparatoria
Miguel E. Schulz N.8

CORRIENTES LITERARIAS PRESENTES EN LA NOVELA LUCIA JEREZ DE JOSÉ MARTÍ

Por: Torres Flores Mauricio J.
Grupo 660
Lunes, 11 de octubre de 2010

Referencia bibliografía.

Martí, José. (2009). Lucía Jerez. México: Escuela Nacional Preparatoria.

CORRIENTES LITERARIAS PRESENTES EN LA NOVELA LUCIAJEREZ DE JOSÉ MARTÍ
Por (Torres Flores Mauricio Javier)

Lucía Jerez es una novela poco conocida del escritor cubano José Martí. La había publicado en el periódico El latinoamericano, en Nueva York en el tiempo en que, preparaba, por todos los medios, la liberación de Cuba del yugo español. La novela fue rescatada por su secretario Gonzalo de Quezada y Aróstegui y en ella se apreciancaracterísticas románticas, realistas y modernistas.
Nos encontramos tan sólo ante tres capítulos. Los dos primeros son cortos, mientras que el tercero supone el verdadero desarrollo de la historia (su extensión es mayor que la de los dos capítulos anteriores juntos).

En el primer capítulo, Martí nos presenta la casa de Lucía Jerez, es domingo, hay tres amigas: Adela, delgada y locuaz, Ana, delicadafísicamente, y Lucía, robusta y profunda, enamorada de Juan Jerez hasta la médula, lo que desencadenará la tragedia final. Juan es el “alter ego” de Martí; su personalidad desbordante pretende cambiar el mundo, hacerlo más justo y humano. También aparece un amigo, Pedro, mientras todos toman chocolate en la casa. La última en aparecer (sólo como mención) es Leonor – Sol – del Valle. Los personajesdialogan continuamente; los lectores los conocemos íntimamente pero también conocemos el mundo “social” en el que viven. Bajo esa línea late la relación sentimental entre Lucía y Juan Jerez, los protagonistas de la historia.
     
 El segundo capítulo es un tanto extraño, pues se limita a contarnos la historia de la familia de Sol del Valle, como si los lectores necesitáramos más información sobresu origen español. El aspecto temporal tanto de este capítulo como del anterior será analizado más adelante.
      
Ya he señalado que el tercer capítulo es el corazón de la historia, pues se unen todas las pequeñas tramas descritas con anterioridad. Lucía Jerez es una mujer que necesita que la amen; es una mujer incapaz de amar, por eso se produce el fatal desenlace, sin que Juan Jerez hayapensado en ningún instante que está enamorado de otra persona. Es el simple hecho de que aparezca alguien hermoso a su lado, Sol del Valle, para que Lucía Jerez empiece a dudar de sí misma y del amor de Juan Jerez. Este es incapaz de dar celos a Lucía, todo lo contrario, ya que ni se le pasa por la cabeza sentir ningún tipo de afecto amoroso por Sol; es Lucía la que se lo imagina todo, tal vezporque no puede existir nadie que le haga sombra. La novela acaba mal pues no puede acabar de otra manera. El amor lo transforma todo, te transporta de lo más banal a lo más hermoso, pero también es capaz de llevarte al abismo desde la profunda felicidad inicial.
      
Lo más significativo son algunos momentos mágicos de la historia, como la presentación de Sol del Valle a Lucía, el momento en queel médico aconseja a Ana que descanse en el campo si quiere recuperarse, lo que llevará allí a todos los personajes principales o el monólogo interior de Lucía precisamente en esa casa de campo.

Romanticismo

En el romanticismo es frecuente el dominio del sentimiento sobre la razón; la revaloración del ensueño y la marginación y el sentido trágico de la vida.

Por ejemplo predomina elsentimiento sobre la razón cuando Lucia le dice a Juan:

Y mira Juan te miento; ahora mismo que vivo, y que si no te quisiera no viviría. Y mira, Juan te miento; ahora mismo estoy mintiendo, yo creo que no sé porque te quiero pero debo saberlo muy bien, sin notar lo yo, porque pueden querer que los demás. Y como si te conocen, han de quererte como yo te quiero, ¡No me regaña Juan! ¡Yo no quisiera...
tracking img