Cosas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (893 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONCLUSIÓN
El Derecho, como encarnación de la normatividad, como creación humana que puede ser falible, pero que indiscutiblemente marca la pauta de lo que tiene que darse de positivo en laconvivencia del hombre con el hombre, viene a constituir finalmente, ese engranaje de toda sociedad, esa presencia necesaria en el desarrollo de nuestra estirpe, en la dinámica de la historia como maestrade la vida, en el discurrir de lo cotidiano y sobre todo en el ideal de la justicia y del estado de derecho.
Ejercemos el derecho en cada una de las realizaciones de la ciencia jurídica quetienden a llenar los vacios normativos presentes en esa parte perfectible de la legislación;] lo ejercemos en la vida de todos los días, cuando la dinámica de la sociedad casi siempre va muchos pasos pordelante de la creación jurídica; lo ejercemos por encima de toda adversidad, de todo desafío que tienda a vulnerar los derechos fundamentales del ser humano: lo ejercemos con esa reverencia conque desde los tiempos de Roma, se asumía la dignidad del pretor, del edil, del magistrado, del advocatus en toda la extensión de la palabra.
Somos abogados, porque así lo hemos decidido. Porquesentimos en el fondo de nuestro corazón, que esa es nuestra vocación existencial. Sabemos que se trata de una realización profesional que requiere de una tarea ardua, incomprendida, muchas vecesdespreciada en virtud de los paradigmas sociales que nos marcan. Pero hemos querido ser abogados y en esa bendita determinación, estamos dispuestos a enfrentar lo que venga, lo bueno y lo malo, lafelicidad y la angustia, sin perder nunca de vista el propósito superior que no es otro que el de ser paladines de la libertad y de la equidad en un mundo tan necesitado de los valores fundamentales de laespecia humana.
Al concluir este parte de nuestra intervención dentro de este luminoso foro que nos ofrece nuestra ALMA MATER, la UNIVERSIDAD DEL SUR, no nos queda más que decir<.
“ESTAMOS...
tracking img