Cotler

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 14 (3441 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 Nueva Sociedad Nro. 150 Julio-Agosto 1997, pp. 90-97

EL SENDERO LUMINOSO DE LA DESTRUCCIÓN
Julio Cotler
Julio Cotler: sociólogo, investigador del Instituto de Estudios Peruanos, Lima. Palabras clave: sistema político, Sendero Luminoso, años 80, Perú.

Al igual que otros casos latinoamericanos, el Perú ha experimentado durante los últimos veinticinco años una serie de experienciastraumáticas que exacerbaron sus problemas seculares y cuyas consecuencias siguen acosando la imaginación y las conductas individuales y colectivas. De todas esas experiencias, la más dramática ha sido la actuación del Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso. La destrucción y las muertes causadas con sus sanguinarios actos terroristas contribuyeron, conjuntamente con otros factores, a agudizar ladebilidad tradicional de las instituciones del Estado, a profundizar las divisiones y los enfrentamientos sociales y políticos que acabaron por desgastar y anular a sus protagonistas. Estas condiciones produjeron, a su vez, un estado general de temor y de pesirrúsmo acerca del futuro del país. Ello motivó la preocupación internacional. La seria posibilidad de que Sendero Luminoso lograra suspropósitos destructivos auguraba un genocidio de tipo polpotiano y la difusión incontenible de problemas explosivos a nivel regional, por lo que varios países formularon planes para una eventual intervención militar. Contrariamente a las expectativas del jefe de Sendero, el denominado presidente Gonzalo –«quinta espada de la revolución mundial»–, la destrucción cuantiosa de bienes públicos y deasesinatos indiscriminados contra uniformados, funcionarios públicos y autoridades locales, campesinos y dirigentes de organizaciones populares, profesores universitarios, ingenieros y sacerdotes produjeron una reacción de rechazo unánime y dio lugar a una demanda universal en favor de la restauración de la autoridad –la gobernabilidad–, a cualquier precio. Ello fue un motivo más para que las fuerzasarmadas buscaran y, en alianza con el presidente Fujimori, lograran un elevado grado de autonomia con respecto a los otros organismos estatales y de la sociedad, a costa de impunes violaciones de los derechos humanos; y que, a cambio, apoyaran resueltamente la concentración y personalización del poder del Ejecutivo, que culminó con la restricción del Estado de derecho. Estas situaciones sejustificaron porque,

2

supuestamente, serían indispensables para derrotar la subversión, abatir la inflación y recuperar la autoridad estatal. De ahí que «la razón de Estado» fuera motivo para que Fujimori obtuviera el apoyo mayoritario a su gestión autoritaria. Pero, en la medida que el gobierno ha logrado, mal que bien, estabilizar relativamente el país, las demandas para restaurar plenamente elEstado de derecho y los derechos ciudadanos adquieren importancia crucial, lo que se manifiesta en las crecientes muestras de desafecto y rechazo a Fujimori y su gobierno. 1. Las reformas antioligárquicas y nacionalistas del gobierno militar (1968-80) y el control corporativo de la participación social cambiaron el perfil del país y dieron lugar a la emergencia de nuevos actores en la escenanacional. Paradójicamente, esas medidas y sus resultados derivaron en una creciente e incontenible movilización en contra del gobierno, debido a las frustradas expectativas distributivas, así como a la exclusión social en las decisiones gubernamentales debido al autoritarismo del gobierno militar. En estas condiciones. las emergentes y fragmentadas organizaciones de la «nueva izquierda» capturaron lasdirecciones y radicalizaron los movimientos populares, en tanto los partidos políticos tradicionales se encontraban invernando. Dicha radicalización respondió a la competencia «ideopolítica» entre el gobierno militar y las izquierdas, así como a la rivalidad existente entre varias ramas de fidelistas, maoístas, trotskistas y albaneses para hacerse del legado de Mariátegui y de la hegemonía...
tracking img