Crónicas de sangre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2799 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Crónicas de sangre / Cinco historias de Los Zetas

Por Tomado de internet / Proceso
Dia de publicación: 2007-11-22
El Z-14 (Proceso 1620/18 de noviembre de 2007)

Las encarnizadas batallas de los narcotraficantes, que en el gobierno de Felipe Calderón suman ya casi 2 mil ejecuciones, son descritas en el libro Crónicas de sangre / Cinco historias de Los Zetas. El autor escudriña allí loshilos regionales de poder político y económico, así como los escudos policiacos que mueven los cárteles de Sinaloa y del Golfo; relata cómo éste, por medio de Los Zetas, se apodera del territorio de La Laguna y atenta contra el cacique de Gómez Palacio, Carlos Herrera Araluce, causando una estampida de empresarios –sometidos a levantones y amenazas–, mientras que sus rivales incursionan en Veracruzaplicándoles su propia “medicina”... Con autorización de la editorial Random House Mondadori, que en estos días pondrá el libro en circulación, se reproducen fragmentos del capítulo sobre la ejecución del Z-14 durante una de las carreras de caballos que le aportaban millones de dólares en apuestas...

A la distancia parecían espejos en movimiento deslumbrando al sol…

Sólo quienes, entre latupida vegetación, podían sortear el camino y acercarse a la explanada, disolvían el espejismo: así resplandecían los medallones y parabrisas de más de 200 vehículos de lujo, entre los que, orondas, prepotentes, destacaban las “cuatro por cuatro” de llantas enormes –Ranger, Yukon, Avalanche, Lobo– estacionadas desordenadamente, aquella tarde del 3 de marzo de 2007, en un paraje de Villarín.

Ala entrada de esa comunidad veracruzana de unos 300 habitantes, que recientemente había saltado a la fama por celebrar carreras de caballos de acaudalados ganaderos y poderosos narcotraficantes, se avistaban ya las trocas verde olivo o negro metálico de formidables defensas y se percibía una mezcla del olor a barbacoa, carnitas y carne asada de venado que, a la sombra de la arboleda, consumíanalgunos de los asistentes pendientes de sus Hummers, las camionetas más codiciadas por los narcotraficantes de todos los pelajes que habían llegado procedentes de Nuevo León, Tamaulipas, Chiapas, el Distrito Federal y McAllen, Texas. Su propósito: Poner a competir finos caballos pura sangre y apostar cantidades que podrían sumar millones de dólares.

(…) La pobreza de Villarín, donde se mantienenen pie apenas unas 150 casas, no alcanza a imaginar el poder económico de los empresarios y ganaderos que cada fin de semana llegan ansiosos de calar a sus mimados corceles. Se calcula que cada uno de éstos cuesta por lo menos 3.5 millones de dólares, y todo el mundo sabe que los hombres que han bajado de los vehículos de vidrios polarizados van a apostar una bolsa de por lo menos 2.5 millones dedólares en cada justa.

Antes de este próspero y animado período que el 3 de marzo culminaría en tragedia, la tranquilidad de Villarín bordeaba el aburrimiento. (…) El principal problema de Villarín, solían decir sus habitantes, es que no había problemas. Y, como si los hubieran invocado, en junio de 2006 comenzaron a llegar.

Todo empezó cuando Efraín Teodoro Torres, miembro del grupoarmado conocido como Los Zetas, irrumpió en la comunidad invitado por Marciano Nayen y su hijo Arturo, quienes lo conocieron tiempo atrás en el puerto de Tuxpan atraídos por su debilidad compartida: los certámenes equinos. Perseguido por sus rivales del cártel de Sinaloa, Torres buscaba un sitio tranquilo para apaciguar su vida de tránsfuga, de fugitivo, de matón. Más aún cuando, por aquellas fechas,ya era representante del escudo armado del cártel del Golfo en tierras veracruzanas.

El Efra, como también le decían, contaba que un día decidió cambiar su vida de jodido por la fortuna y el poder del narcotráfico. Resuelto a ser temido y respetado a cualquier costo, simplemente dijo:

–La miseria ya me hartó. Mi vida no tiene ya sentido. Me voy.

Incorporado poco después en las filas...
tracking img