Criticas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7920 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tierra de promisión
Jose Eustacio Rivera
"Para nosotros. Colombia no había tenido un cantor de sus paisajes hasta la llegada de este ejemplar de observador profundo. Nadie había tenido la que se ha convenido en llamar 'perfección desesperante' de sus sonetos para pintar el trópico".
Esta apreciación de Luis Eduardo Nieto Caballero contenida en un comentario publicado en "El Espectador" el29 de enero de 1921, pocos días después de la aparición de "Tierra de Promisión", es en cierto modo, aplicable al profesor chileno Eduardo Neale Silva por su libro "Horizonte humano. Vida de José Eustacio Rivera", editado por el "Fondo de Cultura Económica" en 1960. Nunca con pocas escepciones se había escrito sobre un literato colombiano una obra de investigación tan exhaustiva y llena de datos,que, por esta causa, produjera en quien la consulta tan desconsoladora sensación de "perfección desesperante". Algunas observaciones referentes al libro de versos de Rivera escaparon, sin embargo, al erudito biógrafo chileno. No cita los nombres de los periódicos o revistas anteriores a 1919 en que Rivera dio a conocer sus famosos sonetos, por ejemplo, "El Gráfico" ---desde junio 28 de 1913--- y"Cultura" ---números 23 y 24 de 1917, 25 y 26 de 1918 y 29 y 30 del mismo año---, ni menciona un acertado comentario crítico de Rafael Bernal Jiménez aparecido el 9 de abril de 1921 en el número 252 de "Cromos" que, entro otras cosas, dice:
"Que la obra de Rivera sea impecable y perfectísima no me aventuraría a afirmarlo: quizá algunos de sus sonetos son demasiado adjetivados, tal vez incurra enla repetición de unas mismas imágenes; es muy posible que rinda excesivo culto a la sonoridad de los epítetos; más quédense estas menudas observaciones y otras muchas para los críticos de laboratorio y los improvisados Valbuenas".
En entrevista concedida al señor Roberto Liévano durante un homenaje de despedida celebrado en los salones del "Gun Club" de Bogotá ("El Gráfico" 20 de abril de1918), el poeta, después de revelar algún motivo de inspiración observado en uno de sus numerosos viajes, hace memoria sobre la época en que comenzó a escribir "Tierra de Promisión", y da a conocer el número de sonetos escritos hasta aquel año: 168, de los cuales se proponía publicar, por el momento, solo 100. A fines de 1910, afirma Guillermo Quevedo Z. ---citado por Neale Silva---, vivía Rivera enIbagué en un "apartamento rústico bajo techo pajizo, vecino al conservatorio de música y allí estudiaba con empeño y tenacidad sus clases de la Normal, a la par que escribía los sonetos que más tarde formarían el volumen "Tierra de Promisión".
Concluida la impresión en los talleres de la revista "Cromos", el público pudo apreciarla desde enero de 1921. Según el imprescindible señor Neale, "ellibro se vendió bien, y antes de terminar el año aparecía la tercera edición (que en realidad es la segunda)", pues el propio Rivera (Pág. 180) "Hizo retener parte de la primera edición para hacerla pasar por la segunda".
Entre los numerosos escritos publicados con motivo del esperado libro del gran poeta, se destacan el de Gonzalo París, el 22 de enero en el número 242 de "Cromos", que reproduce lacubierta del volumen; el de Guillermo Manrique Terán el 26 de febrero en el número 247 de la misma revista, el de Antonio Gómez Restrepo el 13 de febrero en el "Nuevo Tiempo", y el de Roberto Liévano el 29 de enero en el número 536 de "El Gráfico".
"La primera edición de la "Tierra de Promisión" apareció casi simultáneamente con el libro "Para leer en la tarde" de Miguel Rasch isla" y comoéste, se salvó de las tremendas críticas del misterioso Lope de Azuero, que, a fines del año anterior daba ya por publicados ambos libros. Figura como volumen primero y está compuesta de tres partes. La primera, con XVIII sonetos; la segunda con X, y la tercera con XXVI. Se inicia con una dedicatoria que dice: "Padres míos: A perfumar vuestra santa vejez va el primer retoño de este arbusto que...
tracking img