Cronicas periodisticas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 69 (17130 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 16 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
IMPRIMIR

ROBERTO ARLT

CRÓNICAS PERIODÍSTICAS

Editado por

elaleph.com

© 1999 – Copyrigth www.elaleph.com Todos los Derechos Reservados

2

www.elaleph.com Crónicas periodísticas
donde los libros son gratis

ROBERTO ARLT

LAS CIENCIAS OCULTAS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES (Donde conoce al Astrólogo).

El 28 de enero de 1928, en el Nº 63 de Tribuna Libre, publicaciónmensual de temas sociológicos y literarios, aparece un ensayo de 90 páginas bajo el título Las ciencias ocultas en la ciudad de Buenos Aires, que firma Roberto Godofredo Arlt, un nombre desconocido por el público lector. El autor tiene apenas 20 años y una década después empezará a cobrar fama con sus "aguafuertes porteñas" que aparecen en El Mundo, un matutino recién aparecido -su precio cincocentavos- bajo la dirección de Alberto Gerchunoff. El Godofredo y Cristophersen, que también utiliza desaparecerán para siempre porque eran nombres inventados por su imaginación. Este trabajo inicial anticipa Los siete locos, su estilo de largar parrafadas, el impacto de su lenguaje, el color de sus adjetivos. Pero hay algo más, la erudición de que hace gala, la infinita cita de autores y libros, yaliterarios o científicos, que trasuntan enciclopédicas lecturas, una mezcla abigarrada que sondea ambientes extraños, clima de

3

www.elaleph.com Roberto Arlt
donde los libros son gratis

locura, desmintiendo a quienes han hablado de su incultura (Onetti) e, incluso, de sus faltas de ortografía (Castelnuovo). Se trata de un ensayo de acento autobiográfico donde se percibe el don de novelistaque después será. Un extraño encuentro lo lleva a iniciarse en la Logia Vi-Dharma, que frecuenta durante dos años hasta que termina descubriendo la farsa: "Fue rudo mi desengaño. En lugar de todo lo que había soñado, idealizado, descubrí lo bajo y lo terrible, lo vulgar y lo mezquino. Y entra a denunciar la corrupción interna, la inmoralidad del antro, critica a la Blavatsky y su Doctrina Secreta,a la Bessant, a quien sospecha agente de Inglaterra. Y termina alertando a los estudiantes de ocultismo: "Nuestro siglo y los venideros, más que vanas especulaciones metafísicas, más que inútiles conocimientos del 'más allá', nuestro siglo necesita hombres exponentes de una evolución cuyo fin debe consistir, como ha dicho Saint Simon, en la perfección del orden social." Sin duda, Arlt adolescenteen su excursión por la Logia ViDharma, entre magos, alquimistas, reencarnados, chelas, grimorios y dobles, conoció al Astrólogo que reaparecerá diez años después en las páginas de Los siete locos.

(Este trabajo nunca más fue reeditado en forma independiente. Únicamente figura en las Obras Completas de Arlt. Pero ha sido muy poco transitado, pues todos sus críticos ni siquiera lo mencionan).4

www.elaleph.com Crónicas periodísticas
donde los libros son gratis

LAS CIENCIAS OCULTAS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
A mis amigos Juan Costantini y Juan Carlos Guido Spano, afectuosamente.

INTRODUCCION
¿Cómo he conocido un centro de estudios de ocultismo? Lo recuerdo. Entre los múltiples momentos críticos que he pasado, el más amargo fue encontrarme a los 16 años sin hogar. Habíamotivado tal aventura la influencia literaria de Baudelaire y Verlaine, Carrere y Murger. Principalmente Baudelaire, las poesías y bibliografía de aquel gran doloroso poeta me habían alucinado al punto que, puedo decir, era mi padre espiritual, mi socrático demonio, que recitaba continuamerte a mis oídos, las desoladoras estrofas de sus Flores del mal. Y receptivo a la áspera tristeza de aquelperíodo que llamaría leopardiano, me dije: vámonos. Encontremos como De Quincey la piadosa y joven vagabunda, que estreche contra su seno impuro, nuestra extraviada cabeza, seamos los místicos caballeros de la gran Flor Azul de Novalis. Abreviemos. Describir los pasajes de un intervalo harto peligroso y desilusionador no pertenece a la índole de este tema, mas sí puedo decir que, descorazonado,...
tracking img