Cuento corto de final abierto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (745 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un diamante y una adiós

Ya era viernes por la noche, y la gente empezó a juntarse en la puerta del salón; uno al lado de otro, como si el viento helado los obligara a acurrucarse.
Enun rectángulo rojo, algo más grande que una caja de zapatos, con los lados tapizados de gamuza color sangre y delicadamente acolchado en su interior, reposaba la gema más hermosa del mundo. Color grisazulado, 8 lados perfectamente pulidos y 46 quilates, eran las principales características del “Diamante Esperanza”.
Ya en la sala principal, todas las marcas famosas peleaban por ser losdueños de la joya, y la gente no podía escucharse por tanto alboroto.
Pero ni el crudo invierno francés dejo afuera de semejante evento a las dos señoras más coquetas del ambiente.
NenaDaconte y Patricia Zimmerman, conocidas de otros eventos casi de igual jerarquía. Solían sentarse juntas.
Habían entablado una relación amistosa, el punto de partida fue que ambas tenían la mismadebilidad por las joyas. Concurrían a todas las subastas, cruzaban un par de palabras, compartían el té y recorrían los centros comerciales.
Sabían que cada 15 días aproximadamente, podíantomarse un fin de semana para pasear, y a pesar de las distancias, no había dinero que no pudiese asegurarles esa escapada.
Esta vez fue diferente, y el Diablo, de oro y plata, metió la cola entrelas amigas casuales.
Una vez comenzada la subasta, Patricia dijo:
—Pago 2 millones por esa gema, mis contadores tienen todo listo —.
En ese preciso momento, Nena, sabiendo que habíaempezado una disputa entre las dos afirmo:
—Ofrezco 2 más que la Señora —.
Y justo ahí, arrancó con ese cruce de palabras, la 3ra Guerra Mundial encarnada en las dos mujeres.
—Ese diamante es mió,solo mió —exclamó Nena.
—Primero tiene que comprarlo Señorita —murmuró Patricia, mientras apretaba sus blancos y grandes dientes —. Y para eso tendrá que pasar sobre mi cadáver y sobre toda mi...
tracking img