Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1254 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Manzano
El lunes, el cielo estaba de color azul primavera. Blancas nubes se desplazaban por encima.
Los árboles en el huerto estiraban sus ramas como queriendo hacer bajar las nubes.
El martes, las ramas tenían diminutos brotes.
El miércoles sopló un viento cálido.
Y los brotes eran más grandes y gruesas.
¿Y el jueves? Ese día, se abrieron los brotes. Ese día, el jardín floreció. Esedía, los árboles estaban envueltos en blancas nubes. También floreció el viejo manzano. Sus ramas estaban curvadas y torcidas. Su corteza era áspera y agrietada. Y su nube era de color rosa. Por el huerto, voló la primera mariposa.
“¡Pero bueno!”, exclamaron los árboles. “¡Todavía es demasiado pronto para mariposas! ¿De dónde vendrá?”
De mi, dijo el manzano. “Ha pasado el invierno conmigo. Plegadaentre mi corteza.”
Los árboles protestaron. “¿Por qué se lo has permitido?” “¡Tú sabes que ponen huevos!” “¡Tú sabes que de los huevos salen orugas!” “¡Tú sabes que las orugas devoran nuestras hojas!”
Dos gorriones llegaron volando al huerto. Volaban de aquí para allá, de un lado a otro.
“Estamos buscando alojamiento. Queremos construir un nido y tener hijos.”
“¡No conmigo!”, dijo el peral.“¡Ese gorjeo y aleteo! ¡Esas cosas medio desnudas !”
“¡No conmigo!”, dijo el ciruelo. “¡Ese constante ruido! ¡Uno quiere tener su tranquilidad!”
“¡Y su orden!”, dijo el cerezo. “Se comen todas las cerezas. Embadurnan todas las hojas.”
Los gorriones no sabían qué hacer. Volaban de aquí para allá, de un lado a otro.
“¡No se acerquen a nosotros!”, gritaron los árboles. “¡Molestan! ¡Hagan su nido enotra parte!”
“Pero, ¿dónde?”, preguntaron los gorriones.
“Aquí, conmigo”, dijo el manzano.
Dos jilgueros llegaron volando al huerto.
“Estamos buscando alojamiento. Queremos construir un nido y tener hijos.”
“¡No aquí!”, exclamaron los árboles. “Aquí no hay sitio.”
“Pero aquí sí”, dijo el manzano. “Acerquense, cabecitas multicolores. Son tan bonitos y divertidos.”
“¿Más divertidos quenosotros?”, preguntaron dos cotorritas que trinaban desde lo alto .
“Tan divertidos como nosotros. ¡Hagan sus nidos y pongan sus huevos!”
“¿Y nuestros hijos pueden hacer ruido?”
“Pueden.”
“¿Y nuestros hijos pueden hacerlo desde el nido?”
“Pueden.”
“Entonces ahora mismo empezamos”, dijeron los gorriones y los jilgueros y las cotorritas.
Los otros árboles se enfurecieron.
“¿Cómo puedes ser tantonto?”, le increpó el peral.
“¿Tienes pájaros en la cabeza?”, preguntó el ciruelo.
“Naturalmente que los tiene”, dijo el cerezo.
“Cuando uno alquila a tres parejas de piantes, claro que los tiene.”
El manzano se echó a reír. “No hay nada de qué reírse”, regañaron los árboles. “Me río porque me hacen cosquillas. Alguien gatea entre mis raíces. Y precisamente ahí tengo muchas cosquillas.”
Un toposacó su afilado hocico fuera de la tierra.
“¿Puedo construir mi casa aquí abajo?”
“Puedes.”
“¿Y no te molesta si excavo pasillos?”
“No me molesta.”
“¿Y una cueva para mis hijos?”
“Tampoco me molesta. Excava, amigo mío.
Por la noche, llegaron dos ardillas al huerto. “Estamos buscando alojamiento. ¿Alguno de ustedes tiene libre un agujero en una gruesa rama?”
“¡Nosotros no!”, exclamaron losárboles.
“Pero yo sí”, dijo el manzano. “¿Cuántos hijos tenés?”
“Seis o siete”, dijeron las ardillas. “Nada del otro mundo. Comemos nueces, bayas, lombrices y caracoles. Nada del otro mundo.”
“¡Y, a veces, un huevo de pájaro!”, exclamaron dos erizos que vivían al otro lado.
El manzano despertó a los pájaros. “¡Escuchen, pájaros! ¡Tenemos nuevos inquilinos en casa! Tengan mucho cuidado con sushuevos. ¿Entendido?” Y a las ardillas les dijo: “¡Escuchen, ardillas ! No me gusta nada que se roben huevos. En mi casa, no se permite que nadie haga daño a nadie. De lo contrario, se pueden ir inmediatamente. ¿Entendido?”
Llegó el verano. De las ramas colgaban cerezas verdes y ciruelas verdes. Peras verdes y manzanas verdes. En los nidos, había huevos. Los pájaros madre mantenían calientes...
tracking img