Cuentos didacticos con moralejas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (632 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SOPA DE PIEDRAS
 
Hubo una vez, hace muchísimos años, un país que acababa de pasar por una guerra muy dura. Como ya es sabido, la guerra trae consigo rencores, envidias, muchos problemas,muertos y mucha hambre. La gente no puede sembrar, ni segar, no hay harina, ni pan.
Cuando este país acabó la guerra y estaba destrozado, llegó a un pueblecito un soldado agotado, harapiento, y muerto dehambre. Era muy alto y delgado.
Hambriento llegó a una casa, llamó a la puerta y cuando vio a la dueña dijo:
-Señora, ¿no tiene un pedazo de pan para un soldado que viene muerto de hambre de laguerra?
La mujer le mira de arriba abajo y le responde:
-Pero, ¿estás loco? ¿No sabes que no hay pan, que no tenemos nada? ¡Cómo te atreves!
Y a golpes y a patadas, lo sacó fuera de la casa.
Pobresoldado. Prueba fortuna en una y otra casa, haciendo la misma petición y recibiendo a cambio, peor respuesta y peor trato.
El soldado ya casi desfallecido, no se dio por vencido. Cruzo el pueblo y llegoal lavadero público. Halló unas cuantas muchachas y le dijo:
-Muchachas, ¿nunca han probado la sopa de piedras que hago?
Ellas se burlaron del diciendo:
-¿Una sopa de piedras? No hay duda queestás loco.
Pero había unos niños que estaban espiando y se acercaron al soldado cuando se iba decepcionado.
-Soldado, ¿le podemos ayudar?- le preguntaron.
-Claro que sí. Necesito una olla muy grande,un puñado de piedras, agua y leña para hacer fuego.
Rápidamente los niños fueron a buscar lo que el soldado había pedido. Encienden el fuego, ponen la olla, la llenan de agua y echan las piedras. Elagua comenzó a hervir.
-¿Podemos probar la sopa?- le preguntaron con impaciencia los niños.
-Calma, calma.
El soldado la probó y dijo:
-Que buena, pero le falta un poco de sal.
-En mi casa tengosal-dijo un niño. Y salió corriendo por ella.
Le trajo y el soldado la echó entre la olla.
Al poco tiempo volvió a probarla y dijo:
-¡Que rica! Pero le falta un poco de tomate.
Y niño, que se...
tracking img