Cuentos mitos y leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 19 (4514 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 28 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN
UNIDAD EDUCATIVA COLEGIO FUERZAS ARMADAS
BARQUISIMETO ESTADO LARA

Alumna:
Verónica Tovar
5to Grado

Noviembre, 2010

MITOS
LOS MUERRAS

Los Muerras eran gigantes que bajaban por la serranía de Tilarán, o por el Río Frío procedentes del Lago de Nicaragua; indudablemente debieron ser losNiquiras, cuyos vestigios se hallan en la Isla Sagrada Zapatera, entre Granada y Ometepe y las Islas Solentiname.
Según la leyenda, los Muerras mataban a los hombres y se llevaban a las mujeres y a los chiquillos. Que una hermosísima de esas indias, pudo escaparse de la isla sagrada y les contó: me tenían en un heptágono en cuyos lados hay siete figuras de diferentes ídolos a los cuales les ponen elcorazón de humanos sacrificados, entre las garras de sus dientes. Para llegar a ese altar hay que subir más de mil gradas, por las cuales arrastraban de los pies a las víctimas, que con los repetidos golpes en la cabeza bañaban con su sangre la escalinata. Que ella, con muchas "xícalli" de las bebidas sagradas, una noche se echó a nado desde la isla, y que siguiendo al Sur, por la costa del Lago,llegó a Upala, en donde por casualidad estaba su novio alistando guerreros para pelear con los Muerras. Pero que después de cinco lunas de terrible desesperación, como estaba idiotizada por las supercherías de los Nahuatis y por los sacrificios humanos que le ofrecían al adorarla, no pudo resistir al afligido amor del apuesto indio "boto", quien al verla muriéndose juró vengarse.
Desesperado elindio, no enterró el cuerpo de su amada, sino que lo echó atado con una piedra al río Zapote por la noche, y, atravesando la montaña, llegó anocheciendo, después de trotar durante todo el dla, a la desembocadura del Caño de Mango en el Río Frío. Que al pasar a nado el río en donde la verde y tropical ribera forma un riquísimo marco, aún hoy, al magnífico espejo líquido, espejo mucho mejor que decristal de roca, la india se le apareció dentro del agua y que con ademanes le decía: vete a dormir tranquilo, y cuando despiertes encontrarás unas plumas a tu lado, póntelas en tu cabellera y te sentirás fuerte como los Muerras. Para probarte eso, coge después los carrizos de la orilla del río y verás que cuantos cogieres se harán en tus manos mazos y hachas, arcos y flechas, con los cuales y contu misma gente matarás a los Muerras en su próximo viaje.
Esa es la leyenda, para terminar sus abuelos le contaban, que los mismos abuelos de sus abuelos ... habían matado a todos los Muerras, pero que habían quedado tan mal, que se morían en el Caño al lavarse tanta sangre de las heridas y, que por eso, siempre que iban al Caño de la Muerte, se lavaban las piernas para recordar el consejo dela india, cuya cara en las noches del astro, todavía se ve en la lumbre del agua.
Fuente: Céspedes Marín, Amando. "Los Muertas". Crónicas de la visita oficial y Diocesana al Guatusa, pp. 82-83.


LOS DUENDES

No hay una sola persona que no haya escuchado hablar sobre los duendes. De esas pequeñas criaturas con las que las madres amedrentan a los niños: "Te van a llevar los duendes".
Cuandoera pequeño me daba miedo de encontrarme con ellos. Los duendes son unos pequeños hombres en miniatura que miden como medio metro de altura, usan boina grande y visten lujosamente, con trajes de colores. La mayor parte del tiempo andan juntos. Andan por los potreros, cafetales y caminos solitarios, no les importa si es noche o de día con tal de andar vagabundos.
Al visitar una casa se haceninvisibles, molestan demasiado, echando cochinadas en las comidas, tiran lo que se encuentre en sus manos. Pero lo que más persiguen es a los niños de corta edad, los engañan con confites y juguetes bonitos; así se los llevan de sus casas para perderlos. Si el niño no quiere irse, se lo llevan a la fuerza; aunque llore o grite. Una vez un señor, quién me merece todo respeto, contó que una noche,...
tracking img