Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1423 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
tosEl hermano arrepentido
Había una vez un niño que no le gustaba prestar sus juguetes a nadie y disfrutaba hacer llorar a los demás niños porque querían sus juguetes y él tenía un hermano menor al que quería mucho y estaba enfermito de su corazón y no quería que le pasara nada, pero un día su hermano al que quería tanto llegó a su casa llorando muy triste porque un vecinito nuevo tenía unavioncito muy bonito y no se lo quiso prestar, entonces corrió y agarró sus juguetes, se llevó a su hermano con el nuevo vecino y los tres compartieron sus juguetes y él prometió compartir siempre sus juguetes con los demás niños.

MI MEJOR AMIGO.
Dice una leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y discutieron agriamente, uno de ellos le dio una bofetada al otro. Este, ofendido,escribió en la arena: “Hoy mi mejor amigo me dio una bofetada”. Continuaron su camino y llegaron a un oasis, donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado se estaba ahogando, y el otro acudió en su rescate. Al recuperarse, tomo un cincel y escribió en una piedra: “Hoy mi mejor amigo me salvó la vida”. Intrigado aquel le preguntó:
-¿Por qué después de que te lastimé escribiste en la arena, yahora escribes en la piedra?
-Cuando un gran amigo nos ofende, debemos escribirlo en la arena, donde el viento del olvido y el perdón se encargará de borrarlo. Cuando nos pasa algo grandioso, debemos grabarlo en la piedra del corazón, de donde ningún viento podrá hacerlo desaparecer.
(Reflexiones 01:17)

El círculo del odio
Un importante señor gritó al director de su empresa, porque estabaenojado en ese momento.
El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado, porque había un abundante almuerzo en la mesa.
Su esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.
La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.
El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque estaba obstaculizando su salida por lapuerta.
Esa señora fue al hospital para ponerse la vacuna y que le curaran la herida, y gritó al joven médico, porque le dolió la vacuna al ser aplicada.
El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.
Su madre, tolerante y un manantial de amor y perdón, acarició sus cabellos diciéndole:
- "Hijo querido, prometo que mañana haré tu comida favorita.
Tútrabajas mucho, estás cansado y precisas una buena noche de sueño.
Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que puedas descansar en paz. Mañana te sentirás mejor".
Bendijo a su hijo y abandonó la habitación, dejándolo solo con
sus pensamientos...
En ese momento, se interrumpió el círculo del odio, porque
chocó con la tolerancia, la dulzura, el perdón y elamor.
Si tú, eres de los que ingresaron en un círculo de odio,
acuérdese que puede romperlo con tolerancia, dulzura, perdón y amor, así como Cristo nos lo enseño.

La espada pacifista
Idea y enseñanza principal Dos ideas: que las guerras y batallas no tienen nada de romántico, y que todos, hasta los menos pensados, podemos hacer algo por conseguir la paz.
Había una vez una espada preciosa.Pertenecía a un gran rey, y desde siempre había estado en palacio, participando en sus entrenamientos y exhibiciones, enormemente orgullosa. Hasta que un día, una gran discusión entre su majestad y el rey del país vecino, terminó con ambos reinos declarándose la guerra. La espada estaba emocionada con su primera participación en una batalla de verdad. Demostraría a todos lo valiente y especial queera, y ganaría una gran fama. Así estuvo imaginándose vencedora de muchos combates mientras iban de camino al frente. Pero cuando llegaron, ya había habido una primera batalla, y la espada pudo ver el resultado de la guerra. Aquello no tenía nada que ver con lo que había imaginado: nada de caballeros limpios, elegantes y triunfadores con sus armas relucientes; allí sólo había armas rotas y...
tracking img