Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (891 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CLANDESTINIDAD
Desde la tarde en que nuestros ojos e encontraron, se sintieron amarrados…, atados al sentimiento de la pasión; nunca pensamos en consecuencias ni en el daño que causaríamos a otros.Los ires y venires, desataron nuestros deseos incontrolables, insaciables. Los encuentros clandestinos, cada vez más frecuentes, eran irremediablemente encuentros sofocantes, volcanes de pasión;empezábamos con el acariciar de las manos por todos nuestros cuerpos, juntábamos las bocas ansiosas y saboreábamos el dulce sabor de los labios: Nos tocábamos todo… Siempre era el preámbulo de aquellasjornadas interminables y llenas de promesas y compromisos.

Llegara al climax, volver a empezar, empezar… y así… hasta encontrarse flotando en un vacío infinito de placer.

Al final de cadaencuentro terminábamos exhaustos, turbados…A veces sobre la muda cama de madera, sobre la hierba seca, en el piso, en fin en el lugar apropiado.

…Mi cuñada nunca imaginó, ni yo tampoco, que aquellasinocentes caricias que nos hacíamos en frente de todos, terminarían en aquella clandestinidad cómplice y fuera del alcance de todos. No recuerdo en que momento me sentí atado a ella; nunca me pidió oexigió nada. Sólo placer.

Su risa alegre y melodiosa alteraba mis sentidos y me ponía eufórico con sólo escucharla. Me entristecía cuando no la oía llegar a sus horas acostumbradas; su figura, untanto desgarbada, se convirtió con el correr de los años en una hembra voluptuosa y provocativa que ahora me despertaba con el sólo olor de su presencia en mis noches de insomnio.

Cuando, por finalgún día, decidimos consumar nuestra atracción, todo fue desbordante y sin resentimientos. Fue un impulso coordinado y sin control a la vez…

Y, hoy, henos aquí, al amparo de las sombras, esperando unanueva oportunidad de estar nuevamente juntos…

EL ACCIDENTE

* Niña Muñe, niña Muñe…
El toc, toc, insistente despertó a la Muñe. Se levantó de la recién hecha cama y contestó:
* Ajá,...
tracking img