Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5348 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUENTOS.
Miguel Ángel Godínez.

OPERACIÓN DRAGÓN.
Bruce Lee le haría el momento menos odioso, menos violento. Había acudido puntualmente a la cita y cuando ella llegó, tenía los boletos en la mano. Los entregó amablemente al portero y condujo del brazo a su novia. Las luces de la sala ya se habían apagado, así que Ramón entrecerró los ojos para ver mejor. Subieron las escaleras hastaencontrarse junto a la cabina de proyección. Como era la primera tanda se hallaron solos en esa parte del cine que habitualmente es la más concurrida por parejitas. Bruce Lee enfrentaba a un karateca gigante que no necesitaba hacer mucho esfuerzo para repeler sus ataques. Ramón se mordía las uñas nerviosamente, no porque fuera su primera cita con Aída, sino porque no sabía cómo empezar el ataque.Primero colocó su mano en el descansabrazo para acercarla a su rodilla lentamente. Volteó a verla y notó que permanecía imperturbable, con la vista en la pantalla. Aproximó su cara hasta estar seguro de que ella sentía su respiración en el cuello. El luchador de la pantalla se encontraba en la disyuntiva de pelear primero con un cinta negra o salvar a su novia de las manos del malvado Landorff.Estudió su perfil y recordó su traición. Ramón se preguntó si también habría de luchar con Aída, pero ella le desabrochó dócilmente el cinturón negro y se inclinó hacia él. Ramón le acarició la cabeza con la mano izquierda y aprovechó que estaba casi recostada sobre sus piernas para clavarle el puñal en el costado. El grito coincidió con el momento en que Bruce Lee arrojaba al contrahecho villano porla ventana; nadie notó nada. Cuando salió del cine observó que no tenía una sola mancha de sangre y bendijo su buena suerte.

EL CAPRICHO.

Los presentes guardaron un respetuoso silencio.

“Lego a mi joven esposa, Dalila, la cadena de supermercados y las panaderías, para que viva sin problemas económicos.

“Querida: Me voy a llevar un secreto a la tumba y quiero que sólo el señornotario lo conozca; es un capricho de viejito, compréndeme. Por eso le pido, señor licenciado, en este momento en que le dicto en pleno uso de mis facultades mentales, recordar que bajará la voz y que cuando lea las siguientes palabras lo hará completamente en silencio.

“Señor licenciado, míreme a la cara y luego recuérdela: soy un anciano. Mi esposa casará algún día; es joven y bonita, y con lafortuna que le estoy dejando le van a llover pretendientes. Mi dinero le servirá a un futuro esposo para vivir holgadamente por siempre. No quiero que ella mantenga a cualquier sinvergüenza, señor licenciado, pero no estaré aquí para evitarlo. Lo peor sería que ella nunca me hubiera querido, sólo a mi dinero. Yo la quiero, es mi niña, mi capricho de viejito; pero si ella hablara mal de mí algunavez; de mí, de quien sólo ha recibido atenciones y regalos, no merecería esta herencia sino un castigo a su ambición, un castigo que la hiciera acordarse de mí todos los días de su vida.

“Si el marido le sale respondón y pegalón será culpa de ella; nada habrá qué hacer.“Pero si Dalila es la que resulta ser una malagradecida, la herencia que le dejo deberá pasar a manos de los deudos cuyosnombres están apuntados en la lista que le entrego.

“He ordenado la instalación de micrófonos en la recámara, el comedor, la sala y la biblioteca de la casa. Armando, mi hermano aquí presente, conviene por escrito conmigo en que escuchará diariamente las grabaciones durante cinco años. En el caso de que se presentara algún problema con ella, le avisaría y le mostraría las pruebas. Es mi deseoexpreso que si ella dijese alguna cosa en contra mía, le sea retirada la herencia que le otorgo.

“Ahora podrá subir la voz, licenciado:

“A mi hermano Armando, le dejo la cadena de refaccionarias porque siempre le gustó la mecánica. El sabrá conservarlas prósperas. ¡No me vayas a fallar, Armandito!

“Que todos sean felices. Artemio Cabrera”.

Clásicos juveniles

Todos son...
tracking img