Cultura de paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6461 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE PAZ Y CONFLICTOS
por Vicenç Fisas1 Desde su primer origen, y de una forma u otra, los seres humanos hemos estado siempre hablando y deseando la paz, ya sea entendida como una situación que nos produce bienestar personal y tranquilidad de espíritu, o como un orden social en el que las personas y los pueblos se entienden suficientemente como para no entrar enbeligerancias que causan muerte y sufrimiento. A su manera, todo el mundo sobreentiende o intuye lo que eso significa, probablemente porque todos los humanos hemos tenido suficientes vivencias y conocimiento de lo que no es paz. Centenares de millones de personas, además, han vivido en su propia piel la tragedia de la guerra, que aún no siendo la única expresión de "no paz", suele ser la más dolorosay letal. Este libro pretende ser una aproximación a un conjunto seleccionado de cuestiones, no todas, que están alrededor de los procesos que nos acercan o nos alejan de la paz, la violencia y de un tipo determinado de conflictos. El eje central es el conflicto, en abstracto, del que surgen diversas ramificaciones que pueden ser positivas, si llevan semillas de paz, o negativas cuando portansemillas de odio y destrucción. Si hablamos de cultura de paz, como proyecto, es porque asumimos cuan enraizada llega a estar en la mayoría de nosotros la cultura de la violencia, entendiendo a ésta última como una forma negativa e inútil de salir de un conflicto. Aprender a prevenir y gestionar correctamente los conflictos sería, por ello, una forma de superar esta situación y avanzar en el procesohacia la paz, una palabra mágica y confusa que ha sido y será siempre manipulada por quienes aborrecen lo que supone e implica. Inevitablemente, este estudio utiliza un conjunto de referencias bibliográficas, algunas veces de forma casi abusiva y la mayoría de ellas bastante recientes, pero con una decisión clara de no convertir este libro en una recopilación sobre todo cuanto se ha dicho o escritoen relación a la paz, el conflicto o la violencia.2 Además de ser tarea imposible por la extensión que ello significaría, quien esto escribe prefiere mostrar algunas de sus propias intuiciones o criterios, así como los planteamientos de varios colegas y maestro/as que, a mi entender, están abriendo ventanas a la interpretación de lo que sucede en el mundo de hoy, y para intervenir en sutransformación. Ese es, de hecho, el espíritu que me anima a redactarlo, porque lo que no es admisible es que permanezcamos tan pasivos y desconcertados frente a lo que vemos a nuestro alrededor, que cada vez se nos muestra con mayor complejidad. En el libro no hay tampoco soluciones mágicas, que no existen aunque algunos estafadores las vendan, sino únicamente el empeño de mostrar algunos puntos quepuedan dar algo de luz a la obscuridad de lo complejo, y con ello poder salir de la estéril actitud de la perplejidad perpetua. Si, como veremos, la paz es un proceso, un camino sin fin, es imprescindible tomar riesgos a lo largo del trayecto. Escribir este libro con un contenido determinado, y no con otro, es uno de los riesgos que ha de tomar cualquiera que tenga la osadía de, una vez más, pensarsobre eso que llamamos paz al terminar el Siglo XX. Antes, sin embargo, quizás sea oportuno realizar algunas clarificaciones sobre los mismos conceptos.

Titular de la Cátedra UNESCO sobre Paz y Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Barcelona. Una década atrás escribí un libro titulado Introducción al estudio de la paz y los conflictos (Lerna, Barcelona, 1987, 379 p.), en el que con unplanteamiento académico más formal hay una mayor profusión de referencias, escuelas, tendencias y definiciones. Aunque su contenido continúa siendo válido, en el presente trabajo he preferido hacer otro abordaje a la cuestión.
1 2

SOBRE LA PAZ Aunque se ha repetido hasta la saciedad, es necesario remarcar que la paz es algo más que la ausencia de guerra, de la misma forma que es también...
tracking img