Daniel el ingeniero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2246 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La crisis de valores de los jóvenes
Publicado el 2 agosto 2009 por Roberto Rodrigo

La reciente agresión sexual a una niña y la violación de otra por parte de varios chicos, algunos de ellos menores de edad, así como los episodios de agresión que estamos viviendo, han reavivado el debate sobre los valores de los jóvenes. Consumo de alcohol y de drogas, agresiones sexuales, indisciplina yviolencia escolar, abandono prematuro de las aulas, rechazo de la inmigración y rebeldía sin freno hacia los padres… En definitiva, desorientación y desequilibrio entre la edad biológica y la psicosocial y comportamientos inadecuados o violentos.
¿Qué está pasando? Los padres se lamentan, pero conceden a sus hijos cuanto piden. No digo que sean los padres los únicos culpables del comportamiento delos jóvenes, pero si que tienen que mucho que ver. En cualquier caso, la pregunta es inevitable ¿Existe una crisis de valores en los jóvenes? La respuesta está en la propia realidad, Sí que hay una crisis de valores. La importancia de conceptos como la humildad, el respeto, la prudencia y el esfuerzo se están perdiendo y están siendo sustituidos por los perjuicios que originan la avaricia, lasoberbia y el egoísmo.
He aquí algunos de los aspectos que describen la situación juvenil:
Síndrome de Peter Pan. El término Síndrome de Peter Pan ha sido aceptado en la psicología popular desde la publicación de un libro en 1983 titulado The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up (“El síndrome de Peter Pan, la persona que nunca crece”), escrito por el Dr. Dan Kiley. El síndrome de Peter Panse caracteriza por la inmadurez en ciertos aspectos psicológicos, sociales, y por el acompañamiento de problemas sexuales. El riesgo de la eterna adolescencia.
Cabe preguntarnos ¿Están sobreprotegidos nuestros jóvenes? Sus comportamientos y actitudes contradictorias les llevan a los jóvenes a adelantarse en ciertos comportamientos de riesgo como el consumo de alcohol y otras drogas, así comoconductas sexuales improcedentes y hasta delictivas. A lo que le lleva a no saber desplegar su personalidad saludablemente, lo que les deja anclados en una “adolescencia permanente”, que impide su proceso de maduración y condiciona su proyecto vital.
Conductas de riesgo. Las agresiones sexuales entre menores entre menores y a menores —las últimas a dos niñas en Baena y Huelva— hacen saltar todas lasalarmas acerca del clima en que se educan los jóvenes. En el análisis de estos comportamientos y más allá del debate sobre la reforma de la Ley del Menor, el psicólogo y ex presidente de la Red Europea de Defensores del Menor, Javier Urra, asegura que vivimos en un clima pernicioso, sin valores, donde se trivializa la sexualidad y se fomenta tanto el placer como fin supremo de la vida, como lanegación de todo principio religioso, político y social y también el relativismo, que mantiene que existen muchas verdades acerca de las cosas, al menos tantas como personas creen tener un conocimiento de ellas, y todo esto desde edades muy tempranas. Pese a que en general los padres se esfuerzan en hacerlo bien, falla la educación. Los chicos no saben dónde está el límite entre lo admisible y loprohibido. Y es que los padres deben transmitir normas y principios de respeto al prójimo y cultivar la autoestima de sus hijos.
Beber hasta la embriaguez. El llamado “botellón” es uno de los riesgos que llevan a los jóvenes al consumo de las drogas. El salir con los amigos se ha convertido en un acto de consumo de alcohol sin precedentes, parece que no saben relacionarse socialmente de otra forma.Cada vez hay más menores en los botellones. Las cifras de las encuestas revelan que medio millón de adolescentes se dan atracones de alcohol cada fin de semana, la mayoría haciendo botellón, y que los jóvenes se emborrachan cada vez más. En los últimos diez años se ha duplicado el número de jóvenes que, por sistema, se embriagan los fines de semana. En muchos casos, los adolescentes apenas...
tracking img