Ddddd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2907 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es diciembre el mes más esperado por la gente, cuando se reúnen todos los vecinos del barrio Obrero a festejar y recordar entre fiestas y villancicos, las vivencias de un año que se va. Todo lo que se ve son colores, alegría, bullicio, las calles están llenas de júbilo , de paz y de amor; la juventud anima la cuadra, con los famosos partiditos de futbol , mientras doña Juana bate su famosanatilla que será dichosamente saboreada por todo el vecindario.
Para completar la fiesta, en la última casita de la cuadra, la señora María espera con ansias el nacimiento de su hijo, que dice por supuesto va hacer futbolista, ya que siente las pataditas en su inmenso vientre que está a punto de estallar. Don Enrique Ramírez esposo de la futura madre es el carpintero, el más querido de todo elbarrio. Él , adicto al futbol, por supuesto , es hincha del mejor equipo: Atlético Nacional, al cual sigue cada quince días en el estadio Atanasio, allá en la popular en donde con sus cantos alienta al verde, a la espera de los goles y del triunfo.
Llegada la Nochebuena al barrio, cada familia se prepara para la cena y para la entrega de los regalos. Los niños están impacientes al ver el arbolitolleno de foquitos que alumbran y miran deseosos a la mesa donde están los buñuelos recién salidos de la paila. Que mejor regalo el que iban a recibir María y Enrique con el nacimiento de su hijito, esa noche la alegría los embargaba y la ilusión de ser padres los sumía en un delicioso letargo.
Es 26 de diciembre, un día con mucha lluvia y relámpagos, y la señora María no aguanta más el dolor ensu vientre, ella dice que ya está por venir el hijo, que con urgencia la lleven al hospital. Llegando a este es atendida con rapidez por los doctores quienes le dicen que no se preocupe que todo va a salir bien. Don enrique se encuentra en el trabajo y su jefe lo manda a llamar, comentándole que su suegra acaba de avisarle que María ya está dando a luz. El jefe le permite ir al hospital paraacompañar a su esposa.
Enrique se apresura, y al llegar al hospital averigua por su señora; una enfermera le dice que María se encuentra en la última habitación del pasillo, y este inmediatamente corre hacia ella. Con prudencia, Enrique abre la puerta y observa a su querida esposa cargando y contemplando entre mimos a un lindo bebe. El no puede dar crédito a sus ojos, y tomando entre sus brazosa su hijito, lo acaricia y lo bendice dándole gracias infinitas a Dios por semejante manifestación de bondad; por ultimo le susurra al oído que va hacer el mejor jugando a la pelota.
Los doctores le avisan a la familia que la señora María debe permanecer dos días en el hospital ya que el parto fue difícil y hubo mucha pérdida de sangre. Enrique al igual que su esposa está alegre, agradecido ylleno de esperanza por su hijo, que por cierto lo tiene que bautizar con un nombre. Don kike como le decía su jefe, siempre soñó con jugar al futbol y emular la hazaña lograda por su ídolo Diego Armando Maradona por lo que decide bautizar al niño con el nombre de Diego; de inmediato le comenta a María la idea sobre el nombre y ella estando de acuerdo accede y se dan un gran abrazo.
La alegría esinmensa en el barrio, todos dicen que Dieguito tiene nombre de futbolista y alientan al padre a que lo haga ingresar a las inferiores del equipo más glorioso, ese Atlético Nacional que congrega en un solo sentimiento a todos los vecinos del barrio; don Enrique responde que con toda seguridad su hijo va a jugar en el plantel profesional y va a dejar huella en la escuadra verdolaga.
Han pasadonueve meses del nacimiento de la “maravilla”, así le dicen las señoras del famoso costurero del barrio. Su padre Enrique ya le ha comprado su primera pelota que por cierto tiene el escudo del Nal, causándole alegría al niño quien al verla, empieza a gritar, y trata de correr asido de los brazos de su madre tirándole pataditas y pegándole con la zurdita al caucho. La emoción de sus padres al...
tracking img