De las serventías

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DE LAS SERVENTÍAS.

Artículo 76.

La serventía es el paso o camino privado de titularidad común y sin asignación de cuotas, cualquiera que sea lo que cada uno de los usuarios o causantes hubiera cedido para su constitución, que se encuentra establecido sobre la propiedad no exclusiva de los colindantes y que tienen derecho a usar, disfrutar y poseer en común a efectos de paso y servicio delos predios.

Artículo 77.

Si algún titular de los colindantes acreditara la adquisición exclusiva de la parte del paso o camino que discurre sobre su propiedad, quien alegue la existencia de serventía habrá de probar su constitución, que podrá ser declarada frente al que se opone al paso, en beneficio de la comunidad, sin necesidad de intervención de los demás cotitulares, quienes seaprovecharán de las resoluciones favorables sin que los perjudiquen las adversas.

Artículo 78.

Salvo prueba en contrario, se presume la existencia de serventía:

1. Si las fincas forman o formaron parte del agro, agra o vilar, y se prueba el uso continuo.

Cuando el paso o camino fue establecido en la partición de herencia o división de cosa común como servicio para todas o alguna de las fincasresultantes.

Si el camino aparece referido como colindante en los títulos de las fincas que se sirven por él.

Cuando el paso o camino es usado por los colindantes para acceder a sus fincas situadas sin otra salida a camino público.

Artículo 79.

Ningún cotitular de la serventía podrá ejercitar la acción de división.

Artículo 80.

Todos los partícipes están obligados a contribuir, apartes iguales, con los gastos de conservación de la serventía en los términos que acuerde la mayoría.

Artículo 81.

1. Cualquier modificación o alteración de la serventía requerirá el consentimiento unánime de los copropietarios.

2. No obstante, si el trazado del paso o camino dentro de los predios aportados para la constitución de la serventía impidiera al copropietario realizar en elresto del suyo obras, reparaciones o mejoras importantes, podrá variarse por su cuenta siempre que ofrezca en el predio otro lugar igualmente idóneo y de forma que no resulte perjuicio grave para los demás cotitulares de la serventía.

2

3 Las serventías en el Derecho Civil de Galicia

La Ley de Derecho Civil de Galicia recoge la figura de la serventía y la regula en los Art. 30 a 32 delCapitulo II del Titulo II. Es una figura jurídica que antes de la Ley de Derecho Civil de Galicia ya tenia una gran importancia consuetudinaria, así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia en su sentencia de 2 de diciembre de 1997 menciona la posibilidad de que sea una costumbre anterior a toda su regulación normativa y que quizás tenga sus orígenes en las “vie communes romanas”,como lo afirma la doctrina mas reciente. El Art. 30 la define como “el paso que se efectúa sobre un terreno que no tenga carácter publico y del que no conste el dominio o la identidad individualizada de los que lo utilizan... cualquiera que fuese lo que cada uno de los usuarios o causantes hubiesen cedido para su constitución o establecimiento”. No es necesario que exista un predio dominante y otrosirviente, a diferencia de la servidumbre de paso, lo fundamental es el desconocimiento del dominio o identidad individualizada del camino o vía colindante.

El Tribunal Supremo en sus sentencias de 10 de julio de 1985 y 14 de mayo de 1993 ha declarado que la serventía es una institución vigente en las Islas Canarias y otras regiones españolas y se refiere a la definición que de la misma podemosencontrar en el diccionario de la Real Academia Española; “camino que para por terrenos de propiedad particular y que utilizan los habitantes de otras fincas para comunicarse con las publicas”. Pero dice una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 2 de diciembre de 1997 que la serventía es algo mas que la simple definición que ofrece la Real Academia. En la sentencia de la...
tracking img