De todo un poco es genialoso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1119 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INDICE

1.- INTRODUCCIÓN
2.-SEXISMO EN EL LENGUAJE
2.1. ¿QUÉ ES EL SEXISMO?
2.2. LA PRESENCIA DEL SEXIMO EN LA LENGUA
2.2.1. TENDENCIAS MÁS FEMINISTAS
2.2.2. TENDENCIAS MÁS ACADÉMICAS
3.-CONCLUSIÓN
4.- OPINIÓN PERSONAL

INTRODUCCIÓN

En este tema vamos a hablar de los problemas sexistas en la lengua española. Lo trataremos desde varios puntos de vista diferentes: desdeuna tendencia más feminista a una tendencia más académica. La mayoría de los artículos más feministas son siempre escritos por mujeres, como no; mientras que los académicos y los menos feministas su elaboración está hecha por hombres. Empezaremos hablando del sexismo en el lenguaje.

SEXISMO EN EL LENGUAJE

¿QUÉ ES EL SEXISMO?

Según la RAE el sexismo es “una atención preponderante al sexoen cualquier aspecto de la vida”. El sexismo lingüístico es cuando se emite un mensaje que, debido a su forma y no a su fondo, resulta discriminatorio por razón de sexo. Por el contrario, cuando la discriminación se debe al fondo del mensaje y no a su forma, se incurre en sexismo social.

LA PRESENCIA DEL SEXISMO EN LA LENGUA

TENDENCIAS MÁS FEMINISTAS
Para comenzar este “problema” tienesu origen en la idea de que lo femenino está siempre subordinado a lo masculino como se ha podido ver a lo largo de la historia. Este lenguaje se ha visto como una forma de desvalorización de las personas y reconocido como un método de discriminación. En este sentido, la forma en que hablamos y escribimos sobre lo masculino y femenino reproduce la imagen y las creencias que tenemos al respecto.Por ejemplo, en algunos refranes o frases que usamos a diario, se hace una crítica al modelo que socialmente ha caracterizado a la mujer con conceptos y calificativos del tipo: Dos mujeres juntas ni difuntas (esto viene a decir que las mujeres no podemos estar juntas porque somos un peligro, cosa con la que no estoy de acuerdo), o a las mujeres ni todo el amor ni todo el dinero (interpretamos quese refiere a que no nos merecemos mucho, esperamos estar equivocadas). Por otra parte, están las frases que nos muestran cómo se espera que sea la mujer, o sea, el ideal femenino: “las mujeres como las escopetas: cargadas y en el rincón”, entre otras.

Las primeras en denunciar y mostrarse inconformes ante este lenguaje fueron las mujeres pertenecientes a diversos movimientos feministas, quienesiniciaron sus protestas hace más de 50 años y hasta hoy el cambio no ha sido significativo, aunque ha habido avances. A partir de entonces se inició la búsqueda de nuevas formas de expresión en donde estuviera implícita la equidad.
El primer paso fue incluir en cualquier discurso, hablado o escrito, a ambos géneros: niños y niñas, señoras y señores, chicos y chicas, y todas sus posibilidades.Hombres y mujeres lo utilizamos y es tan común que tal vez ni siquiera seamos conscientes de ello. Este lenguaje es bueno detectarlo a través del análisis de los discursos que forman parte de la vida cotidiana; para reconocer cuándo lo utilizamos o lo hacen otros. La paradoja está en que a nosotras nos cuesta más trabajo modificar el lenguaje para nombrarnos y nos parece más fácil decir“nosotros” que “nosotras” y eso no es más que una cuestión culturar que una norma académica.

EJEMPLOS

1) En el vocabulario común existen más palabras para referirse a las mujeres en términos sexuales que a los hombres; de hecho, palabras que en masculino se refieren a alguna actitud sin connotaciones negativas, al trasladarse al femenino pueden resultar ofensivas; eso sucede con palabras como zorro,perro, aventurero, hombrezuelo, hombre público, golfo, lobo o ligero.

2) A finales del siglo XX, la RAE aceptó como correcto que cuando se tratase de un discurso dirigido a un grupo era correcto hacerlo de acuerdo con el género de la mayoría. Pero eso, aunque es norma, raramente sucede. En la vida cotidiana si aparece un solo hombre en compañía de un grupo de mujeres los adjetivos no se...
tracking img