Deconstruccionismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3930 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DECONSTRUCCIONISMO Y MÉTODO José Manuel LOSADA GOYA Universidad Complutense de Madrid El entusiasmo con que el público estadounidense ha recibido la producción de los deconstruccionistas es un hecho; y poco nos extrañaría que, en un futuro no muy lejano, algo semejante ocurriera en nuestras latitudes. Bien es cierto que no faltan críticos europeos muy receptivos, sin embargo estas teorías apenashan experimentado en este lado del Atlántico la acogida que auguraban los medios de comunicación. No es nuestro objetivo estudiar aquí las causas de este desfase sino más bien proponer una serie de reflexiones sobre el deconstruccionismo literario y su carácter científico. 1. Cuando abordamos la obra de Derrida creemos estar leyendo aquellas mismas páginas de Rene Descartes en las que se plantea,una vez por todas, la duda metódica de nuestro proceso mental: la búsqueda de un fundamento de certeza. Será éste, y ningún otro, el que nos capacite para el desarrollo de tantos otros procesos, aritmético, filosófico, literario e, incluso, teológico; pero la necesidad de tal certidumbre se nos revela de manera imperiosa. Pues bien, así como Descartes se proponía dudar de todo como paso previo alos procedimientos científicos, Derrida también arguye que carecemos de una verdad absoluta. No son suficientes las «verdades» que nos han sido transmitidas porque, señala, ellas mismas carecen de base auténticamente científica: nada nos impele, indica, a admitir sin más ideas como ser, esencia, verdad... ¿Cuál es la base incuestionable de tales conceptos? ¿Pueden, por sí mismos, darnos razónsuficiente de tantos otros que de ellos dependen, o acaso no están ellos mismos preñados
RILCE 10, 1994, 111-122

c 2 0 Sr c d Pbcc ns ea n e i d e aa a 0 8 e io e ulai e d lU i rd d N vr vi i o v sa r

112

JOSÉ MANUEL LOSADA GOYA

de una axiología jamás demostrada? Partiendo de estas bases e inversamente a como santo Tomás hiciera para acceder a la causa última que indudablemente no puedeproceder de otra anterior, Derrida concluye que no existe ninguna idea que carezca, a su vez, de otra ulterior. De aquí a la duda universal no hay más que un paso... Descartes había de emitirla de manera explícita como axioma preeminente; Derrida, sin mencionarla, la acomete de manera implícita para llegar, como era de esperar, a idéntica conclusión. Pero no deja de llamarnos la atención elacercamiento -permítasenos- un tanto ligero y superficial que Derrida hace de algunos temas, motivos, universales y textos tradicionales en la historia de la literatura1. Pongamos por caso su estudio de Paradise losu Cuando se parte de que el mal es un suplemento del bien que contamina la original unidad de ser de este último -algo parecido a como ocurre en el acto de habla y el acto de escritura-, nopodemos extrañarnos de los extremos que todo ello lleva consigo. Así, y recurriendo a la pregunta continuada sobre el origen de todo -del mal, de la caída, de Satanás, de la soberbia-, concluye Derrida que esta última ha sido creada por Dios mismo. En un segundo paso, y recurriendo a su habitual procedimiento de invertir el orden de las jerarquías, deduce Derrida que Adán y Eva -y, por ende, loshombres- no podían hacer actos humanos buenos hasta después de la caída: el primer acto bueno de Adán, nos sugería Milton, fue precisamente su propio sacrificio en manifestación de su amor por Eva, de donde se deduce que el bien procede del mal... Algo parecido a la tesis defendida por el
1 Y, podemos añadir, de la lingüística. Basten para mostrarlo los alegatos que certeramente dirige John M. Ellisen su Against Deconstruction. Este crítico de la Universidad de California pone en entredicho las afirmaciones que Derrida hace sobre el lingüista de Ginebra. Sus lúcidas apreciaciones, reposicionando a Ferdinand de Saussure y la tradición pedagógico-lingüística occidental, son una llamada inequívoca a una mayor seriedad científica dentro de la teoría y crítica contemporáneas; vid. 19-20....
tracking img