Definicion ardid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1023 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santiago, veintiséis de junio de dos mil dos.
Vistos:
En los autos Rol Nº 156.526-5 del Segundo Juzgado del Crimen de Santiago, por sentencia de fecha once de junio de mil novecientos noventa y nueve, rolante a fojas 60 de la causa, se ha decidido que no procede instruir sumario respecto de los hechos en que se funda la querella por el delito de estafa presentada por Gonzalo Febrer Pacho, yaindividualizado en autos, en contra de Manuel Ralda Vásquez, también individualizado en la causa, por sí y en representación de Tzacol S.A., por no ser constitutivos de delito.
Apelado este fallo por el querellante, la Corte de Apelaciones de Santiago lo confirmó, por sentencia de fecha 30 de noviembre de 2000, escrita a fojas 69, con voto disidente del Ministro señor Solís.
En contra de estaúltima resolución el abogado del querellante interpuso, a fojas 71, recurso de casación en el fondo, basado en la causal 4ª del artículo 546 del Código de Procedimiento Penal, esto es, que la sentencia ... , calificando como lícito un hecho que la ley pena como delito, ... no admita la querella.
Se trajeron los autos en relación.
Considerando:
1º.- Que, en síntesis, el recurso sostiene que lasentencia atacada habría quebrantado el artículo 102 del Código de Procedimiento Penal, pues éste autoriza al juez para no dar curso a la querella sólo si los hechos a que ella se refiere no revisten los caracteres de un delito. Como en el caso “sub-lite” ello no sería así, pues los hechos expuestos en la querella revestirían los caracteres del delito de estafa previsto en el artículo 468 ysancionado en el 467 del Código Penal, al no dar curso al libelo, confirmando el fallo de primera instancia, la sentencia atacada habría incurrido en la infracción de derecho que autorizaría el recurso, vulnerando el mencionado artículo 102 del Código de Procedimiento Penal y, consecuencialmente, los artículos 468 y 467 del Código Penal, todo lo cual influiría sustancialmente en lo dispositivo de lareferida resolución.
2º.- Que está en lo correcto el recurrente cuando afirma que el artículo 102 del Código de Procedimiento Penal sólo autoriza al juez para no dar curso a la querella si los hechos expuestos en ella no revisten los caracteres de un delito. En cambio, se equivoca cuando pretende que los narrados en su libelo de fojas 53 y siguientes satisfacen las exigencias del tipo de la estafadel artículo 468 del Código Penal.
3º.- Que, en efecto, es jurisprudencia constante en esta Corte y, en general, de nuestro tribunales, que el engaño a que se refiere el tipo mencionado no implica únicamente la existencia de una mendacidad, sino que exige, además, la concurrencia de un “ardid”, esto es, de una maquinación destinada a revestir de verosimilitud a las falsedades que se afirman, desuerte que la víctima caiga en el error precisamente porque se le ha deformado la realidad y no, simplemente, por falta de acuciosidad y diligencia en la verificación relativa a la veracidad de lo que se le afirma. Este criterio, por lo demás, corresponde al de la posición absolutamente dominante en la doctrina tanto nacional como comparada (véase, por todos, Labatut, “Derecho Penal”, 2000, tomoII, 501, págs. 225 y 226, con ejemplos y explicaciones; así como Etcheberry, “Derecho Penal”, 1998, tomo III, pág. 407; Garrido Montt, “Derecho Penal”, 2000, tomo IV, especialmente págs. 323 y siguientes, con detalles; Muñoz Conde, “Derecho Penal, parte especial”, 1985, págs. 244 y 245, con referencias sucintas a la jurisprudencia española; Carrara, “Programa de Derecho Criminal”, 1959, tomo VI,2344, págs. 426 y siguientes; etc., etc.)
4º.- Que, si se examina ahora la exposición de los hechos contenida en la querella de fojas 53 y siguientes, se advertirá inmediatamente – como, por lo demás, lo advirtieron tanto el juez de primera instancia como la sentencia recurrida – que a lo largo de ella no se describe ardid o maquinación alguna que fuera idónea para revestir de verosimilitud...
tracking img