Del cuerpo-escritura. nietzsche, su "yo" y sus escritos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MONICA B. CRAGNOLINI
Del cuerpo-escritura.  Nietzsche, su "yo" y sus escritos
III Simposio Assim Falou Nietzsche: Para uma filosofia do futuro.
Rio do Janeiro, 22-25 agosto de 2000
   
Se suele decir que se escriben contenidos de vida: de este modo, sólo el hombre que ha transitado por múltiples experiencias "vitales" estaría capacitado para la escritura, como si ésta fuera la"representación" de uno mismo. Según esta idea, un sujeto que puede llevar al teatro de la conciencia, al ámbito de la representación, las "experiencias vividas", podría "hacerlas hablar" para presentarlas ante los otros. Con el bastón de mando de la dirección de sus propias experiencias, el autor trasladaría al ámbito de la lengua escrita lo que las mismas ya le han dicho a él, con anterioridad.
Sinembargo, los escritores suelen señalar de qué manera sus "personajes" toman vida propia y se les escurren continuamente por los intersticios de lo proyectado. Y esto, que pareciera prerrogativa del novelista o del poeta -y que ha generado toda una mitología en torno a la posesión maníaca-, es una experiencia que también se hace visible en el caso del ensayista o en otros tipos de escritura,aparentemente más "asépticos" o "neutrales". ¿No será, entonces, que más que relatar una "experiencia de vida vivida", la escritura es una posibilidad de "vivir" - y constituirse- como experiencia? ¿No será que en lugar de ser sujetos que "nos expresamos" en la escritura, es la experiencia misma de la escritura la que nos constituye? ¿No estaremos deviniendo [lo que somos] al escribir, más queescribiendo lo que hemos devenido?
La escritura no es -solamente- el "relato" de las experiencias vitales: en un sentido nietzscheano, ella misma es una experiencia de vida. Porque quien escribe cuando escribimos es nuestro cuerpo con sus fuerzas, que siempre son, al mismo tiempo, las fuerzas de los otros que se intersectan con las propias. Fuerzas propias-desapropiadas de la escritura: entonces, no seescribe con el cuerpo, sino que es el cuerpo el que escribe y se escribe.
 
La escritura del cuerpo: "Ello" escribe
¿Quién escribe cuando se escribe? La "materialidad" de la escritura la aproxima al cuerpo: no sólo es un cuerpo el que escribe, sino que la escritura misma se convierte en cuerpo ("corpus" de la escritura que se somete a sistematización, sujeción y ordenamiento, como el otrocuerpo, el cuerpo que escribe, pero que también -en uno y otro caso- elude esa sujeción).
Según Derrida, la escritura, en la medida de su relación con la materialidad y lo sensible, ha sido estigmatizada, a lo largo de la historia de la metafísica de la presencia, como lo derivado frente a la voz originaria del lógos. En el mito del nacimiento de la escritura que Platón narra en el Fedro, ésta,como "fármaco" de la memoria, es un "regalo" peligroso, ya que puede dispersar la palabra lejos de su origen, y de este modo, cuestionar y distorsionar el poder mismo del padre-lógos.
En este sentido, se podría decir que la escritura adquiere un "cuerpo" que la aleja de su "fuente" originaria, y, como señala Sócrates en el diálogo, se pone a disposición de cualquiera, sin la presencia delpadre-autor que pudiera defender sus "propios" dichos. La escritura desapropia al autor: en la medida de su separación con respecto al mismo se transforma en una entidad autónoma y diferente. Pero la escritura que es rechazada por el soberano no es la de sus escribas, que transcriben su palabra viva, sino la escritura que desplaza y difiere esta palabra. Simientes buenas y productivas frente a simientesmalas, que desgastan y alejan.
La escritura es un cuerpo que se aleja de su productor, pero también es un cuerpo el que escribe en la misma. El cuerpo es lo que se oculta en la metafísica de Occidente, lo que no se muestra, lo que engaña y provoca errores en el conocimiento, lo rechazado como contingente y accesorio, la inesencialidad que se mantiene al margen. Gesto inesencial el de...
tracking img