Deltoides

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2673 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 9 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Poseída

I

En un pueblo pequeño, situado en las faldas de una alta montaña, vivía una familia en condiciones de pobreza extrema. Esta familia constaba de tres integrantes: el papá, la mamá y una niña pequeña de unos ocho meses, más o menos. Recientemente habían perdido a su segundo bebé debido a un aborto natural, por lo que la madre quedó esteril.
El invierno erasumamente crudo en aquella zona, pero parecía que este año sería todavía peor; no había comida para alimentarlos, la casa estaba en condiciones terribles: la nieve, a pesar de estar afuera, parecía encontrar la manera de meterse; cuando llovía, el agua se filtraba por el techo y mojaba todo, y los vientos eran tan intensos, que se tenía que agarrar las paredes para evitar que se fueran volando. Sinembargo, no perdían la esperanza de una vida mejor.
El padre era un carpintero muy hábil, pero debido al aparente aumento de la población, se había quedado sin trabajo; aunque en realidad, debido a las condiciones climatológicas de la región, nadie tenía trabajo y, por lo tanto, era sumamente dificíl mantener a cualquier familia, incluso si se trataba de una familia pequeña.
Puesto que nohabía empleo, no había dinero, por lo tanto tampoco había comida, y salir de las casas era un verdadero peligro, ya que la nieve había dejado una gruesa capa por todos lados, y no se podía ver absolutamente nada; los caminos se habían borrado, e incluso las fuertes ventiscas hacían complicada la tarea de ver, ni siquiera las casas más cercanas eran divisadas. Todo el mundo estaba pasando portiempos difíciles.
Cuando en el exterior las condiciones no eran tan serias, las mujeres del pueblo se permitían un poco de vida social y se iban al salón de reuniones, donde discutían la situación de sus maridos y los niños jugaban tranquilamente con sus juguetes de madera.
-Ana, supe que tu marido se quedó sin trabajo antes que empezara la nevada.
-Sí, Elena, desde entonces notenemos dinero, y ni digas comida. Ha sido realmente difícil mantenernos con vida, gracias a Dios, todavía tenemos suficiente leña para no morir de frío.
-Pero, ¿y la niña? Ana, si necesitas que los ayudemos con algo, sólo tienes que pedirlo, no vayas a dudar nunca de nuestra ayuda, ¿está bien?
-Te lo agradezco mucho -a pesar de ser una excelente actriz, no pudo ocultar la angustia quesintió al tener que rechazar la ayuda que tanto necesitaban en esos momentos-, pero estaremos bien, Gabriel está haciendo todo lo que puede por conseguir la mayor cantidad de comida posible, en serio, no te preocupes, además María ha estado comiendo muy poco...
-¿No estará enferma? Podría ser muy peligroso que se enfermara, sobre todo ahora que hay poco de todo, especialmente demedicinas.
-No creo, la veo igual que siempre, tiene las mejillas rosadas, los ojos brillantes, vivos, simplemente creo que sabe que no estamos tan bien como en otros tiempos; es una bebé inteligente –dijo sonriendo mirando a su hija mientras dormía cálidamente entre sus brazos.
Siguieron hablando de cosas de mujeres, como de los vestidos, zapatos, cosas del hogar, y de vez en cuando mirabana través de la ventana por si veían venir a sus maridos a través de la espesa nieve. Los niños de todas las edades jugaban ruidosamente alrededor de las sillas colocadas frente a la crepitante chimenea, algunos jugaban a perseguirse por toda la estancia, los que estaban frente al hogar, jugaban con juguetes de todo tipo y reían alegremente ignorando los temores de sus padres.
Cuando loshombres llegaron del salón para reunirse con sus animadas familias, espesos copos de nieve comenzaron a caer a una velocidad anormal, preocupando a todo el mundo y obligándolos a regresar presurosamente a sus casas antes que cualquier catástrofe les ocurriera. Se dijeron adiós rápidamente y aseguraron sus hogares para lo que probablemente sería una tormenta de nieve.
Después de haber entrado...
tracking img