Demanda de kalecki

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8284 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El papel de la demanda en la teoría del crecimiento II[1]

Introducción

El principio fundamental de la teoría del crecimiento liderado por la demanda es el principio keynesiano de la demanda efectiva. Cuando se hace referencia a un modelo de crecimiento de este tipo, lo que se está asumiendo es que se trata de una descripción de la economía capitalista en la cual la demanda efectiva juega unrol importante en la determinación de la tasa de crecimiento. Debido a que existen múltiples matices en torno a esta simple idea, presentaremos los distintos “cierres” alternativos a partir de un marco contable simplificado.

1. Los fundamentos

La inspiración fundamental de este enfoque proviene de las obras seminales de John M. Keynes (1936) y M. Kalecki[2] (1956), quienes desarrollaron elprincipio de la demanda efectiva. La diferencia fundamental es que aquí nos preocupamos por el crecimiento, lo cual requiere extender la vigencia de dicho principio más halla del corto plazo. Mientras que en macro se enseña que las decisiones de gasto afectan el grado de utilización de la capacidad instalada para un nivel determinado de la capacidad productiva, la teoría del crecimiento se encargade analizar los factores que influyen sobre la oferta potencial. Esta es la idea más fuerte de las teorías que presentaremos a continuación: la demanda importa para entender el largo plazo.

Casi de forma natural aquí emerge un autor cuya influencia sobre las teorías que vamos a analizar fue crucial: Roy Harrod (1936). En el campo de investigación de este pensador siempre estuvo presente laproblemática del ciclo económica y la (in)estabilidad en las economías capitalistas. Aunque su teoría fue concebida independientemente, muchos de sus aportes tienen el sabor típico de las recetas keynesianas.

Sin lugar a dudas lo que distingue a Harrod de Keynes es su preocupación explicita por rastrear explícitamente la trayectoria del producto potencial trascendiendo el análisis del cicloeconómico, algo que Keynes hizo sólo de forma fragmentaria[3] y que Kalecki pretendió resolver formalmente con poco éxito. Unir la macroeconomía con la teoría del crecimiento es una tarea matemáticamente compleja y no es extraño que los modelos económicos se presenten de forma dicotomía: por un lado modelos con fluctuaciones (“cíclicas”) en torno a una tendencia predeterminada y por el otro modelos quepresentan la evolución de la tendencia en forma pura, haciendo abstracción de las fluctuaciones. Aunque diversas corrientes han lidiado de diversas formas con esta dicotómica, lo que importa subrayar es que una cosa es utilizar el principio de la demanda efectiva para explicar las fluctuaciones macroeconómicas en torno a una tendencia y otra emplearlo para explicar la tendencia misma. De estoúltimo nos ocuparemos aquí.

En la obra de los economistas clásicos (y también en los precursores marginalistas que Keynes emparenta con Ricardo) se omite por completo el papel de la demanda efectiva en la determinación de la oferta potencial. Lo que comúnmente se denomina como “Ley de Say” describe perfectamente cual era la presuposición de los Clásicos: no puede existir abarrotamiento generalizadode mercancías, pues todo ingreso no gastado se destina a la acumulación. La inversión alcanza el nivel que tiene que alcanzar para garantizar el vaciado de los mercados de bienes. Podrían existir excesos de oferta, pero estos tienen irremediablemente un carácter local y/o temporal. Dice Ricardo:

“Mr. Say has, however, most satisfactorily shown that there is no amount of capital which may not beemployed in a country, because demand is only limited by production. No man produces, but with a view to consume or sell, and he never sells, but with an intention to purchase some other commodity, which may be immediately useful to him, or which may contribute to future production. By producing, then, he necessarily becomes either the consumer of his own goods, or the purchaser and consumer...
tracking img