Democracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 121 (30161 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guerra o Democracia
Javier Giraldo M.., S. J.

Introducción
La paz y la guerra son temas ya muy desgastados en Colombia. Nacionales y extranjeros llenamos continuamente estanterías de muchas librerías y bibliotecas, así como campos cada vez más extensos del ciberespacio, con títulos sugestivos que invitan a mirar desde muchas posiciones la tragedia

2

de nuestra guerra y los sueños deuna paz que se acerca y se aleja intermitentemente, en una danza continua que no cesa de combinar ilusiones con frustraciones. Por eso escribir sobre la guerra y sobre la paz es a la vez lo más fácil y lo más difícil. Cuando un alto funcionario internacional terminaba su servicio en Colombia en 2002, declaraba que aquí se encontraba el material impreso más abundante del planeta para elaborar tesissobre conflictos armados y sobre negociaciones de paz. Pero esa abundante literatura lo lleva a uno a preguntarse si lo que se puede decir o escribir sobre esto no estará ya dicho y repetido hasta la saciedad. No abrigo ninguna pretensión de decir algo que no se haya dicho. Por el contrario, los tres análisis que aquí aparecen toman como materia prima lo que se dice y se afirma con frecuenciasobre nuestra guerra y sobre nuestros anhelos de paz. Intentan resumir y criticar numerosas opiniones que se expresan en nuestros medios masivos de opinión, tratando de confrontarlas con matrices lógicas, éticas y jurídicas. Pero no ignoro a la vez que el clima social que contextúa los debates sobre guerra y paz en Colombia se ha ido polarizando cada vez más y desplazándose hacia las franjas másintensas del espectro emocional. En un ambiente así, se pierden las condiciones de “cabeza fría” tan necesarias en la búsqueda de salidas a los conflictos. El momento en que se publican estas notas está especialmente viciado por la intolerancia y la polarización emocional. Difícilmente se toleran posiciones que no redunden sobre lo que cada uno quiere oír. Parecería que el país ya no está para análisisy discernimientos sino para reforzar posiciones tomadas, y lo que se dice o se escribe se evalúa desde un esquema maniqueo que lleva a colocar a los analistas en uno u otro polo del conflicto armado. Los sectores mayoritarios del Estado y del Establecimiento -incluyendo en éste los medios masivos de comunicación- han cerrado filas en torno a una posición intransigente: si no se condena a lainsurgencia con radicalismo

3

emocional, eso revela ya por sí mismo una cripto-militancia en sus filas que debe ser judicializada de inmediato. Quizás esto se explique porque se ha terminado un nuevo ciclo de “paz frustrada” que suele ser relevado por un nuevo endurecimiento de la guerra. Desde el comienzo de este gobierno, las posibilidades de supervivencia biológica de muchas capas socialesestán ligadas a la guerra contrainsurgente. Ésta acapara los porcentajes más elevados del presupuesto nacional y constituye el eje del “Plan Nacional de Desarrollo” ya aprobado por el Parlamento. La delación y el falso testimonio judicializado, cuando miran a destruir organizaciones sociales que se resisten a aceptar el modelo de sociedad vigente y sus ideologías justificatorias, se han convertidoen actos altamente lucrativos. El ingreso a numerosos nuevos espacios ofrecidos para que franjas de sociedad civil se integren a la estrategia armada del Estado, ya como informantes, ya como cooperantes, ya como agentes de organismos privados de seguridad, ya como “soldados campesinos” etc., franquea el acceso a las escasas posibilidades de obtener un salario mínimo de subsistencia. Las mismasagencias internacionales de cooperación, en su mayoría, y no pocas misiones diplomáticas, han extremado sus exigencias para que los beneficiarios de sus aportes financieros tomen posiciones “claras” contra la insurgencia y se alineen a favor de las grandes estrategias contrainsurgentes, o para que al menos se ubiquen en posiciones que condenen simétricamente los diversos polos de la guerra, sin...
tracking img