Derecho romano guerra civil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8851 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PRIMERA GUERRA CIVIL
Sila entró con su ejército armado a la ciudad. Era eso un desafío a la constitución republicana que mostró con esto una primera agonía. Declaraba con este gesto su insubordinación contra su jefe, Mario, quien no había visto con buenos ojos que el Senado encargase a Sila el comando de las legiones que irían a enfrentar en Asia Menor a Mitrídates VI Eupátor, rey de Ponto,en el año 88 a.C.
Ya había celos entre esos dos jefes, pues en la guerra contra Numidia, en la que Mario combatió a Yugurta, los inmediatos subalternos de Sila habían difundido la versión de que éste se había mostrado más valiente que su jefe, lo que disgustó a Mario. Ya éste mostraba sus simpatías por el partido popular en tanto que Sila tenía las simpatías de los optimates quienes lograronconseguirle la comandancia en la guerra contra Mitrídates. Luego de ello, Sila fue a cumplir su tarea y en su ausencia, Lucio Cornelio Cinna, líder del partido popular y encarnizado opositor de aquél, quiso introducir las reformas inicialmente propuestas por Rufo, pero fue desautorizado y expulsado de Roma, luego de lo cual reunió en torno suyo las legiones en la región de Campania y junto a Mario, quehabía regresado de África, volvió a Roma. Éstos se hicieron elegir y compartieron el consulado en el año 86 a.C. pero Mario duró poco en el cargo ya que murió poco después, tras lo cual se inició una persecución contra senadores optimates y patricios.
Cinna permaneció en el poder hasta el 84 a.C., fecha en la que Sila regresó de Asia Menor con 40.000 hombres, marchó nuevamente contra Roma yderrotó al partido popular.
En adelante, la constitución republicana estuvo a merced de quien tuviera el apoyo militar más fuerte. Sila suprimió a sus enemigos al proscribirles, redactando y colocando en el Foro una lista de hombres importantes que eran declarados enemigos públicos y fuera de la ley; también confiscó las tierras de sus oponentes políticos, las cuales otorgó a los veteranos de suslegiones, quienes por lo general las descuidaron o abandonaron.
La rica economía agrícola de Roma decayó y la ciudad tuvo que importar gran parte de sus víveres, especialmente de África que se convirtió en el mayor suministrador de cereales para Roma.
Se recuerda que Sila estableció un formidable aparato de  represión y de control policiaco. En su tiempo propició la formación de un grupo dedelatores que, con pruebas o sin ellas, acusaban de marianos a quienes lo fuesen o no lo fuesen, con el fin de quedarse con parte de su fortuna, que les era entregada por el Estado como  compensación a “sus buenos servicios”. También fue necesario incrementar y fortalecer  los juzgados penales, necesarios para adelantar procesos contra los supuestos enemigos del gobernante.
Miles fueron los romanosacusados injustamente de ser enemigos del gobierno.
LECTURA.- "TIBERIO GRACO..... el pueblo abandonó a Tiberio Graco. Asustado por los nobles o acaso vendido a ellos, desertó de los comicios el día de la elección, y Tiberio fue vencido (cuando aspiraba a ser reelegido como Tribuno); vencido por la indiferencia del pueblo que no le perdonaba haberlo defendido sin adularlo y, haberlo dominado sincorromperlo; y el tribuno fue entregado inerme a la victoria de sus contrarios. Sin embargo, osó combatir y se presentó en el Capitolio rodeado de sus amigos.
Fluvio Flacco que era del número de éstos vino a él para denunciarle el complot que se tramaba. La muerte del tribuno había sido decretada.
Tiberio no tembló, y como si hiciese de su palabra un hacha, abriéndose paso por entre las filas de suscontrarios llegó hasta la tribuna, y habló ante aquel Senado amotinado que pedía a gritos su cabeza.... por entre una selva de puñales, que eran los únicos laureles que había conquistado su heroísmo, y seguido de un grupo de amigos, de aquellos raros a quienes la desgracia no hace infieles, Tiberio abandonó el Capitolio y se dirigió al templo de la Fe.
El tumulto lo seguía como un oleaje. En...
tracking img