Derecho a morir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1045 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan J Sanabria
DERECHO A MORIR
El avance sociocultural de la humanidad al paso de los años, ha transformado la concepción de diferentes aspectos que en sus inicios resultaban risibles o impensables. La eutanasia, etimológicamente, significa buena muerte, y pregúntese, ¿merece usted una buena muerte? Ahora bien, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) refiere a laacción u omisión que, para evitar sufrimiento a los pacientes desahuciados, acelera la muerte teniendo en cuenta el consentimiento, o no, de quien muere. Se explicará a continuación por qué la eutanasia debería ser antes que un delito, un derecho de todo paciente y ser humano convaleciente.
La acción de la eutanasia recibe una clasificación de acuerdo a la forma en que es realizada y el impactosocial que parte de la concepción legal que de esta posee cada nación. La eutanasia activa resulta de una intervención directa por parte del personal de salud encargado y sustentada en la petición del paciente en cuestión. La eutanasia pasiva consiste en detener los procesos médicos que mantienen con vida a un paciente en pro de acelerar su muerte. Aquí el paciente, si bien, no recibe untratamiento médico, jamás deja de ser atendido por el personal encargado. La eutanasia practicada a una persona por un tercero tiene como fin que el paciente en cuestión tenga una muerte digna, que no tenga que sobrellevar la penumbra de vivir en un limbo en el que la ciencia y la medicina moderna no le dejan seguir adelante con su deceso.
Ahora, teniendo claro el concepto que se tiene de la eutanasia enla actualidad, es importante conocer el concepto de esta y el paso que ha tenido a lo largo de la historia, comenzando directamente con los griegos, quienes concebían la eutanasia como una acción ligada a la concepción de calidad de vida, siendo entonces entendido el concepto de que una vida que no se puede vivir en las mejores condiciones, no es vida. En este caso, la acción de impedir o deteneruna vida imposible de llevar, no representaba un problema mayor en la sociedad o ley de aquella época. Por supuesto que en nuestra época este dictamen no se puede llegar siquiera a considerar como cuerdo, no obstante, se debe considerar plenamente el caso cuando la vida a sobrellevar es de enfermedad plena y sufrimiento agudo, y se debe analizar el criterio de los griegos frente al casoespecífico.
Más adelante, en la Edad Media, haciendo alusión a la concepción religiosa que Reinaba en las sociedades de occidente y del viejo continente, la Eutanasia era entendida como un tipo de suicidio o asesinato impensable bajo los preceptos de la Iglesia quien consideraba dicha acción como un pecado, debido a que La Biblia estata que no es deber del hombre decidir quien vive o muere, sino que esdeber de Dios. Las sociedades han venido evolucionando y reaccionando frente a sus opresores más evidentes, sean estos monarcas o la misma iglesia, y de la misma manera la gente ha adquirido el derecho y la capacidad de tomar sus propias decisiones en cuanto a que hacer de su vida, o de su muerte. Además, la Iglesia está para que quien quiera crea en ella, por tanto ninguna nación se debe dejarinfluenciar por lo que dictamine esta, ni se debe declarar como Católica.
El concepto de un enfermo que es ayudado a morir por su médico viene de la edad moderna, de la mano de Francis Bacon, quien retomó las ideas de la antigüedad clásica y las reformó con el propósito de plantear un nuevo concepto de la eutanasia, dividiendo ésta en dos conceptos principales que son: Eutanasia exterior que la definecomo terminación directa de la vida y Eutanasia interior la refiere a la preparación espiritual frente a la muerte. Aquí, se expone que la muerte requerida por un paciente no representa un tipo de asesinato en tanto este la aprueba partiendo de las condiciones en las que se encuentre. Así pues, se analizara lo escrito por el académico Francis Bacon.
Más aún, estimo ser oficio del médico no...
tracking img