Derechos humanos - el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y su relación con la noción de interés público.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1299 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DERECHOS HUMANOS – EL DERECHO A VIVIR EN UN MEDIO AMBIENTE LIBRE DE CONTAMINACION Y SU RELACIÓN CON LA NOCIÓN DE INTERÉS PÚBLICO.
Fernando Rodríguez G.

El ser humano posee una dignidad de la cual se derivan ciertos atributos que le son inherentes, los cuales no deben sino ser asegurados y respetados por el Estado y los particulares[1], nos referimos a los Derechos Humanos[2]. Sureconocimiento lo encontramos tanto a nivel internacional como a nivel interno, y hoy en día, nos resulta difícil concebir la sociedad sin en el respeto a estos Derechos Fundamentales. En este sentido, uno de los derechos que más ha cobrado relevancia en las últimas décadas, es el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, consagrado en nuestra Constitución Política en el artículo 19numeral octavo.
La relación con la naturaleza, la estudiamos como una de las categorías para analizar la realidad humana, lo cual no puede ser más acertado. En efecto, muchos males que afectan a la sociedad provienen directamente del uso indebido e irresponsable por parte del hombre de los recursos naturales. Pero el problema del deterioro ambiental no es principalmente un problema técnico;si lo fuera, no habría surgido de modo tan agudo en las sociedades tecnológicamente avanzadas[3], tampoco se origina en la incompetencia científica, ni en la falta de información. Se origina en el estilo de vida del mundo moderno que, a su vez, surge de sus creencias básicas: su metafísica o su religión.[4]
No cabe duda que el interés en la preservación de la naturaleza es un Interéspúblico, el cual compete a la sociedad en su conjunto, de modo tal, que afectado que sea este derecho, cabe preguntarnos si su afectación se corresponde o no a este interés, denominado también interés colectivo o bien común, en otras palabras, ¿es lícito una lesión a la naturaleza? A todas luces no lo será si en ese daño han primado intereses individuales. Y así al menos lo considera parte importante dela ciudadanía de nuestro país, que hemos observado como ha salido a las calles a manifestarse en contra de proyectos que intervienen nuestro medio ambiente. Con esto, no sólo vemos una preocupación por el entorno en que vivimos, sino que hay un trasfondo más importante, vemos como la sociedad ha tomado un rol más activo, criticando la institucionalidad vigente, es decir, cuestionando lalegitimidad. Vemos entonces la expresión de un criterio social analizando la realidad jurídica.
Se observa como crece la conciencia de que nuestro planeta no posee recursos ilimitados, por lo que su uso irracional no permite sostener en el tiempo un crecimiento económico acelerado, con el consumo energético asociado; tampoco se cuenta con la capacidad para soportar los volúmenes de deshechos quegeneran las sociedades industriales. Así, hemos llegado a una situación de crisis ecológica generalizada. Se busca entonces, como uno de los grandes objetivos civilizacionales el uso de la tecnología apropiada, una tecnología con efectos positivos, no sólo en el hombre, sino también en la naturaleza.
La sociedad manifestada en las calles de nuestras ciudades, parece tener claro que una de susprioridades, es el entorno en que vivimos, ello, en razón del bien común, el cual no cabe supeditar a otros intereses de menor trascendencia. Todo indica que lo más necesario es una revisión de los fines hacia los que se encaminan nuestros esfuerzos[5], pues la voluntad de preservar la naturaleza ha llegado para quedarse.
La conciencia que parte de la sociedad ha tomado respecto al tema devivir en un medio ambiente libre de contaminación, tema que ha cobrado una capital importancia a finales del siglo veinte y comienzos del siglo veintiuno, contrasta con otro aspecto que se observa en nuestra realidad, que es, la privatización de la persona, la prevalencia de la cultura del yo, por sobre la preeminencia del nosotros. Y este es un desafío del que todos nosotros somos responsables,...
tracking img