Don juan tenorio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3296 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMENTARIO CRTICO DE DON JUAN TENORIO DE JOS ZORRILLA

El siglo XIX es una poca de gran controversia en todos los mbitos sociales, y por tanto, la literatura, una vez ms, se vio influenciada por el contexto histrico. La muerte del monarca Fernando VII en 1833 y la abolicin del rgimen absolutista, permiti el retorno de algunos escritores romnticos emigrados, entre ellos Martnez de la Rosa,Espronceda o el duque de Rivas. Este hecho produce un resurgimiento del Romanticismo en Espaa. Este movimiento ideolgico y artstico, se caracterizaba por el rechazo de la esttica neoclsica y la exaltacin de la libertad del individuo, dando prioridad a los sentimientos por encima de la razn. Aos despus, ms concretamente en 1844, Zorrilla publica su obra maestra, Don Juan Tenorio, que clausura unconjunto de obras del teatro romntico y que le concedera un merecido lugar entre los grandes escritores espaoles.
A lo largo de la historia de la literatura se han elaborado leyendas y mitos que mucho tienen que ver con la conceptualizacin del hombre y su inevitable relacin con el universo circundante. El proceso creador del escritor que quiere tratar y revivir un mito, se basa en dos aspectosprincipales: por un lado, examinar toda la seleccin de materiales provenientes de la tradicin, y por otro, realizar la tarea de unificacin de los mismos hasta el logro de un nuevo signo. Por tanto, para componer la obra de don Juan Tenorio, Zorrilla tuvo que pasar por ese procedimiento.
Este escritor romntico se apoy principalmente en dos obras, que le aportaron las bases y los fundamentos del mitodonjuanesco: el Burlador de Sevilla de Tirso de Molina (1625-26) y Convidado de piedra o No hay plazo que no se cumpla (1714) de Antonio de Zamora. Tambin, tradujo el Don Juan de Marana de Alejandro Dumas. Por otro lado, en su produccin literaria, Zorrilla haba comenzado a dar forma a la figura del libertino con dos leyendas escritas en verso: Capitn Montoya (1840) y Margarita la Tornera.

Elmito de don Juan presentaba la figura del burlador como un personaje impo, seductor, asesino, que trata de mantener, a travs de la conquista amorosa, la ilusin de su importancia e incapacitado para vivir a solas consigo mismo. Carece de vida interior. Ni piensa ni reflexiona, slo acta. No conoce el amor. Don Juan, despus de todo, era un rebelde y una vctima de sus propias pasiones, un marginadosocial rechazado por el orden establecido, condenado a un fin trgico. A su alrededor, siempre aparecen un grupo de mujeres, de las que cobra especial importancia la hija del asesinado y en torno a su personaje, debe existir una doble invitacin entre asesino y asesinado.
El don Juan de Jos Zorrilla rene todas estas caractersticas, pero adems aporta ciertas innovaciones, concediendo a la obra,originalidad y vida propia. Compararemos las diferencias y novedades con el don Juan de Tirso, ya que fue el ms significativo y popular de toda la tradicin. La primera diferencia que encontramos es el poder de la monarqua. En el tenorio de Zorrilla, la figura del rey desaparece y se transforma en un monarca inoperante el poder del cual, ahora, est representado por los padres de los protagonistas. Otracaractersticas muy importante es la aparicin de la figura del burlador enamorado que intenta cambiar su pasado; Zorrilla en su obra describe y se centra en ese momento de transicin. A diferencia del de Tirso, la condena del nuevo don Juan ser no ser credo, sus palabras no representan su nueva identidad y el arquetipo de don Juan lo definir, siendo siempre juzgado por su pasado. Adems, las conquistasde don Juan, esas mujeres seducidas, no aparecen en escena. En esta versin, Don Juan escribe l sus cartas a diferencia del de Tirso que era grafo. Otro elemento a destacar es la figura del criado como funcin de la conciencia tan presente en la tradicin como el Catalinn de Tirso, Sganarelle de Molire, etc., que en Zorrilla se pierde. Podemos decir que en general, la presencia en escena del don...
tracking img