Drogas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1737 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuento Realista

El Tigre
Nunca vimos en los animales de casa orgullo mayor que el que sintió nuestra gata cuando le dimos a amamantar una tigrecita recién nacida.

La olfateó largos minutos por todas partes hasta volverla de vientre; y por más largo rato aún, la lamió, la alisó y la peinó sin parar mientes en el ronguido de la fierecilla, que, comparado con la queja maullante de los otrosgatitos, semejaba un trueno. 

Desde ese instante y durante los nueve días en que la gata amamantó a la fiera, no tuvo ojos más que para aquella espléndida y robusta hija llovida del cielo.

Todo el campo mamario pertenecia de hecho y derecho a la roncante princesa. A uno y otro lado de sus tensas patas, opuestas como vallas infranqueables, los gatitos legítimos aullaban de hambre. 

La tigreAbrió, por fin. Los ojos y, desde ese momento, entró a nuestro cuidado. Pero, qué cuidado! Mamaderas entiabas, dosificadas y vigiladas con atención extrema; imposibilidad para incorporarnos libremente, pues la tigrecilla estaba siempre entre nuestros pies. Noches en vela, más tarde, para 
atender los dolores de vientre de nuestra pupila, que se revolcaba con atroces calambres y sacudía las patascon una violencia que parecía iba a romperlas. Y, al final, sus largos quejidos de extenuación, absolutamente humanos. Y los paños calientes, y aquellos minutos de mirada atónita y velada por el aplastamiento, durante los cuales no nos reconocía.

Cuento Fantástico

Por votación unánime.
Cuándo hoy por la tarde abandoné su consultorio, no supuse que jamás volveríamos a vernos. Al principiome invadió una sensación de tristeza. Pero duró poco. Claro que es normal. Como todas las cosas que ocurren en mi vida, ninguna ha sido feliz ni perdurable.
“- No pude evitarlo - me oí decir. “-¿Qué cosa?- respondió él, un tanto impávido. “- El mismo sueño. “¡Ah!- me contestó lánguidamente, con esa voz pastosa que aflora en el orgasmo masculino. Entonces guardé silencio, convencida de lainutilidad de mi propósito, elaborado, urdido con paciencia casi artesanal. Ahora, mientras aguardo lo inevitable, recuerdo que en mi primera entrevista con él- luego de una traumática espera de casi diez horas- sentí entonces que su mirada recorría sin pudor la geografía de mi cuerpo. Quizá por eso tuvo la soltura de   decirme que yo tenía las piernas ideales para realizar la cópula número 238.“- Hacemucho tiempo que espero unas piernas como las tuyas - sentenció con la vista fija en mis largas extremidades. Y agregó: “ podremos olvidarnos de los 15 minutos reglamentarios. Haremos que el tiempo nos pertenezca. ¡Que hermosas piernas! “ Yo necesito una terapia espiritual - le interrumpí-. Me torturan unas extrañas pesadillas. Necesitaba contárselas a alguien y pensé que usted.....
Distante, memiró con una mueca de suficiencia y comenzó a explicarme que no tenía porque tener vergüenza; que la vieja escuela moralista estaba muerta y definitivamente enterrada y otras peroratas por el estilo.
Por supuesto que yo era consciente de todo esto, pero igual lo dejé decir.

Cuento Misterioso

mi misterio
todo comenso cuando tenia 9 años,empese a ver cosas raras , veia:fantasmas,apariciones depersonas que yo aseguraba que no existian, despues de lo que veia no pude seguir siendo normal nadie me creia lo que yo decia , me trataban de loca.
cuando yo deje de creer en eso tuve amigos,pero un dia se aparecio un niño en mi piesa y me dijo "cree,cree"...

Cuento Maravilloso

Acciones de Documento
*
*
Las tres hojitas
Contenidos relacionados
* Las tres toronjasINFORMANTE: Pilar Paños Paños (Fuente Obejuna, Córdoba)
RECOGIDO POR: Juan Ignacio Pérez
Era una madre con un hijo ya madurito que pensó: “Voy a buscarle una novia, que yo no voy a vivir siempre”. Y le dice:
-Vete por ahí y búscate una novia, que es lo que te está haciendo falta.
El hijo se fue con su macuto a cuestas a buscarse la vida y llegó a un huerto y le preguntó al dueño:
-¿Puedo comer...
tracking img