Eco y narciso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (770 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eco y Narciso

Eco era una ninfa que por haber ofendido a uno de los dioses, estaba condenada a no poder hablar, excepto por la repetición de la última sílaba de todo lo que se le dijera. Algunasfuentes dicen que Hera (Juno) fue quien le impuso la maldición exasperada por su incesante parloteo; otras fuentes dicen que fue Pan, enojado por su empalagoso amor. Tuvo la mala suerte de enamorarsede Narciso, el hermoso hijo del dios del río Cefiso y de la ninfa Liríope. Sin embargo, como ella solo podía hacer eco de sus palabras, Narciso la ignoró y ella se desvaneció en una sombra. Pero elcastigo aguardaba a Narciso: egoísta y despreciativo de todas sus admiradoras se enamoró de su propio reflejo en el estanque y así murió admirándose. Los dioses lo convirtieron en la flor homónimaNarciso, el bello joven que fue consumido por su propio amor a si mismo, es quizá uno de los párrafos de Mitología Griega que más se conoce. Pero no tan conocido así es su verdadera razón, y lo queculturalmente heredamos de esta historia. Por esta razón y a modo introductorio voy a contarles la versión que más me gusta. Eco era una ninfa del bosque, un alma libre y despreocupada que solo vagabacaprichosamente absorbiendo la belleza de su ambiente verde y boscoso. Por una de esas casualidades un día de su vida su camino se cruza con el de Narciso, un joven y extremadamente bello cazador. Elcorazón de Eco latió como nunca antes lo hizo ante esta visión que la abstrajo de su mundo para hacerla caer en un amor desmedido por éste joven. Pero Eco no sería correspondida a pesar de sus intentos, ysu amor tan fugaz como repentino engendraría un despecho de igual o mayor dimensión a su antiguo querer. Tal despecho la llevó a vagar por las rocas y las montañas, rogándole vengativamente aAfrodita que castigara a Narciso por el amor no correspondido que había destruido su corazón. Su destino triste y melancólico la llevó a consumirse lentamente, a tal punto que solo quedaría su suave voz,...
tracking img